Cordero impugnará su expulsión del PAN, lanza a Gil Zuarth para dirigencia de partido

Digno representante de “los rebeldes del PAN”, el buen Ernesto Cordero no sólo no se quedará conforme con su expulsión de las filas del blanquiazul, sino que regresa con más enjundia y hasta ya tiene “gallo” para quitarle la dirigencia al “anayismo”: el exsenador Roberto Gil Zuarth.

Aunque muchos lo ven como pelearse por un asiento para ver la película ya casi terminada, el presidente de la Mesa Directiva Senado y maestro en exprimirle todo su jugo a 6 mil pesitos, Ernesto Cordero, anunció que buscará en tribunales darle marcha atrás a su expulsión del PAN, la cual fue oficializada la semana pasada.

Foto: Notimex

Recordemos que el primo azteca de Mr Bean fue expulsado de las filas blanquiazules luego de ser denunciado por el mismísimo presidente del partido, Damián Zepeda, por andar apoyando al candidato del PRI a la presidencia de la República, José Antonio Meade. ¿Nomás por eso? Bueno fuera. Además de voltear bandera, Cordero presentó una denuncia penal contra el presidenciable panista, Ricardo Anaya, por lavado de dinero.

La expulsión de Cordero se avaló el 30 de junio… un día antes de las elecciones presidenciales. Además de al senador, las autoridades panistas también le cantaron “Las Golondrinas” a Eufrosina Cruz y al también senador Jorge Luis Lavalle. A la primera por irse a asesorar a Margarita Zavala y luego por también apoyar a Pepe Meade… al segundo, por ponerse rejego a la postulación de Ricardo Anaya y, además, atreverse a decir públicamente que no votaría por él.

Regresando con las declaraciones de Ernesto Cordero, éste aseguró que, pese a que hay varios panistas alineados a los corajes y críticas de Felipe Calderón hacia Ricardo Anaya, ya no existe eso que muchos conocen como el grupo “calderonista”. Lo que hay ahora, explicó, son una bola de blanquiazules enchilados por la humillante derrota que el panismo tuvo en las pasadas elecciones. ¿Y a quién más agradecer el favor? Pues a Ricardo Anaya. “Todo mundo está agraviado, atropellado, o sea, creo que no es Felipe que quién sabe dónde ande, que ni vela tiene en el entierro, y sí hay un chorro de gente bien molesta”.

Ernesto Cordero y Felipe Calderón Hinojosa
Foto: Notimex

Por lo anterior, explicó el exsexretario de Hacienda, lo que planea el calderonismo (que no es calderonismo) será quitarle la dirigencia del partido al grupo de Ricardo Anaya. Ya tiene un prospecto: el exsenador Roberto Gil Zuarth. “Por supuesto que apoyaremos un cambio de dirigencia, que se oxigene. Hay mucha gente talentosa y Roberto Gil sería un gran dirigente y estamos en eso”.

Antes del inicio de las campañas presidenciales, Gil Zuarth abandonó el Senado de la República… no para apoyar a José Antonio Meade, como se preveía (siguiendo a su colega Javier Lozano)… sino para dejar la vida política por un rato y mejor dedicarse a atender su despacho y a dar clases en el ITAM. Al parecer, poco le duró su retiro de la “polaca”.