Guardando reliquias: Segob gasta 150 millones en mantener computadoras viejas

¿Imaginarían que los archivos de la dependencia encargada de la política interior todavía se guardaran en disquete? ¿Pensarían que si se conectan a internet en Segob todavía escuchan una sinfonía de tonos monofónicos? Tal vez no es tanto así, pero de acuerdo a un reporte de la ASF, la Secretaría de Gobernación se gasta más de 150 millones manteniendo un grupo de computadoras que ya pasaron, desde hace rato, su vida útil.

Según lo publicado en Animal Político este lunes, casi el 60% de las 29 mil computadoras que hay en Segob son “viejas y obsoletas” y le invierten un total de 156 millones 576 mil pesos en su mantenimiento. Además, la ASF encontró anomalías en las especificaciones de los equipos y varios sistemas que no existen, aunque—ya ni nos extraña— sí se los cobraron a la dependencia.

Primero, hablemos de las computadoras:

De acuerdo a los parámetros de equipos que publicó Segob en el Diario Oficial de la Federación, todas sus computadoras tienen un “periodo de vida útil” de tres años. Entonces, con sus propios estimados, 6 de cada 10 computadoras que tiene Gobernación son oficialmente obsoletas.

De las 17 mil computadoras que ya dejaron —muy— atrás sus años mozos hay más de 4 mil que tienen más de 10 años de antigüedad. Hay casi dos mil que se compraron en 2009 y mil 413 que datan del 2010.


Estas computadoras no solo están trabándose funcionando en sus oficinas administrativas, también están en “áreas clave” como la Policía Federal o el Órgano de Readaptación Social, que se encarga de las cárceles de alta seguridad.

Según lo publicado por Arturo Ángel, reportero de Animal Político, hay todo un grupo —casi 4 mil 500— de equipos “nuevos” que terminarán su vida útil el próximo año y la verdad es que no están remodelando la flota: en 2018 solo compraron una (UNA) nueva computadora.

Ahora, hablemos de lo caro que cuesta mantenerlas:

De enero a junio de 2017, Segob pagó 156 millones 576 mil pesos a una empresa de nombre Mainbit SA de CV. En promedio, les cobraron lo mismo por darle una manita de gato a la computadora “nueva” que darle mantenimiento a los equipos viejos que ya pasaron su vida útil. “No es posible asegurar que  funcionan adecuadamente, ya que la capacidad y antigüedad de los equipos impactan en el rendimiento de los programas, sistemas y aplicaciones utilizados” dice el informe de la ASF.


Además de mantenerlas, encontraron que 7 computadoras que compraron no han sido utilizadas y hay otra que no está porque fue robada. A eso, agréguenle que hay varias inconsistencias en los equipos más recientes, como pantallas más pequeñas de lo que se planteaba en los requisitos mínimos o discos duros con menos espacio.

¿Y los programas?

Ya vimos que los equipos están medio viejos, que mantenerlos está caro y que en otros casos no compraron ni la computadora que requería la dependencia. Sin embargo, también en los programas encontraron inconsistencias. Segob pagó más de 46 millones para operar 7 sistemas estratégicos, pero 6 ni siquiera existen. 

La historia está así: Segob tiene un contrato con Indra Sistemas México SA de CV para operar siete sistemas de contraprestaciones, de avisos notariales, de testamento, de protección federal y de información. La cosa es que solamente uno funciona, tres están “en transición” y otros tres “no terminaron de construirse”. Según el contrato, debían estar listos en diciembre del año pasado.

Siguiendo con el proceso de compras gubernamentales sacado de la Ley de Murphy, el único de los sistemas que sí está en funcionamiento tardó seis meses más de lo planeado en ponerse en marcha y es la fecha que sigue sin funcionar bien. De acuerdo al reporte de la ASF, no tiene “interoperabilidad” con el resto de los sistemas.

¿Qué sigue?

Este solo fue un informe de resultados de la ASF; ahora, falta que Segob intente justificar todas las inconsistencias encontradas. Al momento, se iniciaran investigaciones administrativas sobre las irregularidades encontradas en los equipos de cómputo y los sistemas que contrataron. Si esto no ocurre ya empezaran las denuncias ante la PGR.

*Con información de Arturo Ángel / Animal Político

Comentarios