Por qué el Cruz Azul no extrañará ni poquito el Estadio Azul

En los extraños caminos del futbol, un inevitable escalofrío recorre las mentes de los aficionados del Cruz Azul, equipo del futbol mexicano.

Nada más penoso que los 21 años de fatalismos crónicos de un equipo que se acostumbró a perder, perder, y volver a perder en lo momentos cumbres de está institución.

Algunos dirán que en el futbol no se aplica ningún tipo de pesadumbre, y menos de maldiciones. Durante 21 años, no han existido gitanos que revelen un futuro esperanzador.

Al contrario, parece que la Máquina Azul tuvo el infortunio de caer en un inmueble ‘más apestado’ que una nube gris. Y por más esfuerzos de unos, u otros, jugadores, o técnicos, directiva y aficionados, este equipo ha ido de tropiezo en tropiezo. Una racha eterna, inacabable.

Cruz Azul
Foto: Mexsport

No hay mal que dure cien años, pero la de Cruz Azul lleva 21 años sin título, casi el mismo tiempo que llevan jugando en el Estadio Azul.

¿La Maldición del Estadio Azul?

El futbol y sus lealtades, o sus deslealtades según el espejo en donde se mire. Resulta que el Estadio Azul, antes Azulgrana (inmueble del Atlante) no le permitió a ningún equipo local alcanzar el bingo. ¡Nunca!

Ya se creerán los sabios del futbol, que el Atlante sí se coronó en esa ‘finca maldita’. Pero no. El título de Atlante en la campaña 1992-93 lo logró gracias a un 1-0 en la Final de Ida en el Estadio Azteca y el 3-0 que se llevaron del Tecnológico, cancha donde se proclamó Campeón.

Cruz Azul
Foto: Mexsport

Y sí buceamos en la historia, en 1974 Atlante también se coronó campeón. Jugaba en el Azulgrana aunque su título lo alcanzo con un empate a cero jugando en León.

La mala suerte del Cruz Azul en el Azul

Campeón en el 97, jugando de local en el Azul, la máquina sumo un título en el Camp Nou de León. De ahí de tragedia en tragedia. 8 finales perdidas. La perfecta definición de Cruz Azul, ‘Cruzazulear’. 

Maldito verbo ‘Cruzazulear’

En el Invierno 99 Pachuca se quedó con el título en el Estadio Azul. La  misma situación se dio en el Apertura 2009 cuando Monterrey levantó el trofeo en este estadio.

Fracasos ante Boca Juniors en Copa Libertadores, finales de Liga ante Santos, Toluca y América, así como las de Concachampions donde cayó contra Atlante y Pachuca, hacen creer que Cruz Azul no extrañará para nada el ‘Infame Estadio Azul’.