Fotomultas no desaparecerán, pero habrá sanciones justas y educación vial: Sheinbaum

Si votaron por Sheinbaum creyendo que desaparecerían las fotomultas, pues su sufragio fue dado a la candidata equivocada. Y no lo digo yo, lo dice Marx… digo, lo dice la propia próxima jefa de gobierno. Pero vamos, no suena tan mala su propuesta: ¿educación vial? Quizás a muchos nos hace falta.

La jefa de gobierno electa para la CDMX, Claudia Sheinbaum, comentó que el sistema de fotomultas que ha hecho sangrar los bolsillos de muchos conductores capitalinos no desaparecerá. Sin embargo, será modificado de manera relevante y orientado hacia la educación vial. Es decir, según palabras de la propia exdelegada de Tlalpan, “se modificará el sistema”.

¿Nos darán atole con el dedo? Habrá que esperar. Por lo pronto, lo pintó de la siguiente manera: para empezar, las fotomultas continuarán… peeero las sanciones económicas no serán tan manchadas como ahora. “Sí habrá sanciones económicas, pero no del nivel que están”, aseguró Sheinbaum.

Con lo anterior, vislumbró un sistema de fotomultas en el que dependiendo del sapo será la pedrada: “estamos de acuerdo en que debe haber un reglamento de tránsito, pero también en proteger al peatón, ciclista, ser un esquema más justo y que no engorde los bolsillos de un privado”. En resumen y sin tantas vueltas: el nuevo sistema estará más enfocado a hacer mejores conductores.

¿Cómo? Bueno, el esquema podría estar asociado a “avisos” y no exclusivamente a multas económicas. Con la llegada del nuevo gobierno capitalino, el esquema de fotomultas actual desaparecerá y se comenzará con un nuevo esquema de reglamento de tránsito, el cual tendrá más que ver con la participación ciudadana a partir de avisos. Así, se prevé la promoción de educación vial y que algunas de las sanciones sean trabajo comunitario, asistir a la escuela de manejo, quitarle puntos a la licencia o, si la infracción lo amerita, la revocación permanente de la licencia de manejo.

Por otra parte, advirtió que se revisarán los contratos de las tecnologías adquiridas por la presente administración capitalina y prometió que si en el futuro se desean los servicios de algún servicio privado, estos serán adquiridos conforme a la ley (cof, y no en lo oscurito, cof, como lo hizo Mancera, cof). “No estamos en contra de la tecnología sino del abuso”, aclaró.