Mueren dos alpinistas mexicanos en montaña de Perú

Daniel Araiza y Enrique González, alpinistas mexicanos, perdieron la vida mientras descendían a rapel del Nevado de Artesonraju, durante una expedición en Perú el miércoles.

Araiza y González, de 29 y 24 años de manera respectiva, habían llegado a la cima junto con otros 13 alpinistas mexicanos. Hasta aquí no había ningún problema, la tragedia ocurrió al momento en que descendieron a rapel, cuando Daniel y Enrique se desprendieron de la pared tras caída de un bloque de hielo que se había fragmentado por grietas, de acuerdo a la versión que otorgó el también mexicano Diego Wynter.

El accidente no ocurrió debido a alguna imprudencia de los alpinistas fallecidos, pues hacían el descenso con todas las normas de seguridad estipuladas. “Les tocó la mala suerte y no cometieron un error hasta donde es evidente. Las condiciones de la montaña pueden ser impredecibles y ocurrió en esta ocasión”, comentó Wynter.

La expedición era conformada por 15 montañistas mexicanos y fue Yamil Solís, quien dio aviso a las autoridades sobre el accidente para pedir el apoyo de la Policía de Montaña del Perú para iniciar las labores de rescate, que encontraron los cuerpos.

“No estaban haciendo algo extremo, era un ascenso que no era considerado peligroso y les ocurrió un accidente por algo totalmente ajeno a su experiencia y capacidad, algo que es imposible de controlar”, afirmó Héctor Ponce de León, otro de los alpinistas.

Comentarios