Aquí nos tocó vivir

La lucha libre es nombrada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México

De ahora en adelante, la lucha libre de la Ciudad de México tendrá un rango mayor, pues el jefe de Gobierno, José Ramón Amieva Gálvez, otorgó a este deporte el título de Patrimonio Cultural Intangible de la capital.

Aunque el automovilismo, el basquetbol y otros deportes han intentado posicionarse como el segundo en la preferencia de la sociedad mexicana (que es futbolera de hueso colorado), el deporte que en realidad representa a México en todo el mundo es la lucha libre.

Es por ello, que incluso en los estadios de futbol veamos a aficionados lucir máscaras de luchadores o incluso hemos visto a propios futbolistas mexicanos mostrando máscaras al festejar sus goles, como Raúl Jiménez, incluso futbolistas extranjeros como Gabriel Pereyra o Sebastián “El Loco” Abreu, argentino y uruguayo, respectivamente.

Es más, hasta nos encontramos a la lucha libre mexicana en Los Simpson, como El Bombástico (Capítulo 8, temporada 11) o en la caricatura “Mucha Lucha”.

Es por ello que la lucha libre es símbolo de la identidad mexicana y en la Ciudad de México se ha labrado gran parte de la historia de la lucha libre al ser sede de los recintos más importantes: la Arena México y la Arena Coliseo.

En una ceremonia realizada en el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, Amieva firmó el decreto, solicitado desde hace tiempo por El Fantasma desde hace unos meses, para después dar pie un maratón en luchístico en el Zócalo, el cual se supone se extenderá hasta las 10 de la noche.

“Este decreto que declara la lucha libre como patrimonio cultural es un logro para el gobierno, la lucha libre está presente en nuestras vidas y que las mujeres y los hombres que forman parte de toda esta cultura tienen que ser reconocidos”, declaró en su discurso.

Comentarios