Rommel cobra revancha dorada con un clavado que rayó la perfección

Ayer se le escapó la medalla de oro desde el trampolín de un metro, pero Rommel Pacheco cobró revancha y se colgó el metal dorado en la prueba del trampolín de tres metros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe que se celebran en Barranquilla, Colombia.

Pacheco tuvo la calificación más alta en tres de las seis rondas, con las cuales amarró el metal dorado. Su mejor salto fue el último, en el cual rayó la perfección con 95 unidades. El mexicano realizó un salto de 3.8 grados de dificultad y cuatro y media vueltas.

Pacheco registró un total de 473.30 unidades y estuvo custodiado en el podio por colombianos. La plata quedó en poder de Sebastián Morales (451.80 puntos), mientras que el bronce fue para Alejandro Arias (412.70 puntos).

Ayer, Pacheco lideró las primeras rondas, pero sus ejecuciones en su tercero y cuarto salto fueron castigadas por los jueces, quienes lo enviaron hasta el quinto sitio, sin embargo rescató el bronce en sus últimas dos ejecuciones.

En esa prueba, el oro fue para el también mexicano Jahir Ocampo, a quien no le fue bien hoy y terminó en el cuarto sitio con 379.35 unidades.

 

Comentarios