¡Final feliz! Le roban una bola y los Cubs le regalan otra autografiada

El Rey de los Deportes también tiene historias aparte. Acá te contamos una del pequeño fan de los Chicago Cubs que obtuvo una bola autografiada, luego de que le habían robado la primera.

Así es en un juego de los Cubs, el pequeño soltó una bola que primero había atrapado. Como si fuera el premio de su vida un aficionado sentado atrás de él se agachó a levantarla y se la regaló a su mujer. La señora que acompañaba al pequeño no lo podía creer por el tremendo gandalla de atrás… y es que sí se pasó. Aquí es cuando se dice… ¡HAY UN DIOS!

El niño sólo soltó una sonrisa de resignación. Y el aficionado no tuvo mayor reacción, se sentía como un ganador tras haberle quitado esa ilusión al pequeño.

Y si creías que esta historia se quedaría en una mera historia sad, estás muy equivocado pues los Cubs no se quedaron con los brazos cruzados y salieron al rescate. En su cuenta oficial informaron que el niño se llevó una bola autografiada por Javier Báez.

En la publicación se ve al pequeño fan con una gorra del equipo y con una sonrisa que hará entender lo que es el amor verdadero, aún cuando tiene tan corta edad.

Estamos hablando de:

Chicago Cubs