Asesinan a Rubén Pat Cauich, periodista y director de semanario en Quintana Roo

Apenas ayer por la noche se dio a conocer el asesinato de periodista y activista Luis Pérez García en la CDMX y ahora nos enteramos que, el también periodista de Quintana Roo, Rubén Pat Cauich, fue ejecutado a balazos la madrugada de este martes 24 de julio.

Según reporta Animal Político, Rubén Pat Cauich fue asesinado a balazos cuando se encontraba afuera de un bar, en Quintana Roo. Este homicidio ocurre a casi un mes de que un reportero de Playa News (semanario del que Pat Cauich era director) fue también ejecutado.

Asesinato de Rubén Pat Cauich
Foto: La Jornada Maya

La noticia fue confirmada por el ayuntamiento de Solidaridad por medio de un comunicado. “Hace unas horas se tuvo conocimiento de la muerte por arma de fuego del reportero y dueño de la página informativa Semanario Playa News”.

De acuerdo con La Jornada Maya, tras darse el hecho, la policía municipal activó los protocolos correspondientes para que iniciara con su intervención la Fiscalía General del Estado, con el obvio objetivo de investigar los hechos y el clásico “llegar hasta las últimas consecuencias”.

Hasta el momento se desconoce el móvil del asesinato. Al parecer, tampoco se tiene idea de quién fue el responsable, ya que las autoridades se limitaron a accionar el operativo de revisión de vehículos que circulan al interior de la ciudad, así como la realización de filtros policiacos al norte y sur del municipio… pero de ahí en fuera, nada sobre la posible detención de algún responsable.

Rubén Pat Cauich, periodista de Quintana Roo
Foto: La Jornada Maya

Eso sí, las autoridades expresaron el pésame a familiares y amigos de Rubén Pat Cauich. El ayuntamiento de Solidaridad reiteró su “compromiso con la libertad de prensa y el ejercicio periodístico”.

Horas antes de lo ocurrido con Rubén Pat Cauich, en la Ciudad de México se reportó el asesinato de Luis Pérez García, también periodista. Según las primeras investigaciones, Pérez García murió a causa de un golpe en el cráneo, sin embargo, los responsables procedieron a incendiar la casa del comunicador para desvirtuar el crimen. Inicialmente se pensó que había muerto a causa de asfixia o quemaduras provocadas por el fuego; gracias a los vecinos (quienes indicaron a las autoridades que el periodista también realizaba activismo) se indagó más sobre el caso.

Comentarios