Claves para entender la batalla legal entre Oro Negro y Pemex

El pasado 19 de julio, accionistas de la empresa de plataformas petroleras Oro Negro, enviaron un comunicado al New York Times acusando de corrupción a funcionarios de Pemex. Afirman que la crisis financiera en la que se encuentra la empresa (Oro Negro), es resultado de la negativa de la misma a participar en actos de corrupción.

Es decir, que Pemex buscó destruir a Oro Negro. 

Aseguran que cuentan con grabaciones que revelan que altos funcionarios de Pemex y del gobierno mexicano a menudo recibían sobornos de otros contratistas de Pemex. Sin embargo, las grabaciones no han sido presentadas hasta el momento.

Claves para entender la batalla legal entre Oro Negro y Pemex
Foto: @galvanochoa

¿Y, cómo supuestamente Pemex los atacó? 

Se explica que la firma, a través de subsidiarias en México, Estados Unidos y Singapur, cuenta con cinco plataformas autoelevables de perforación petrolera. Emitió bonos por aproximadamente 900 millones de dólares para comprarlas.

Pemex, entre 2013 y 2015, alquiló las cinco plataformas de Oro Negro mediante contratos que tenían una duración de 3 a 6 años. Sin embargo, cuando se negaron a participar en la “corrupción”, Petroleos Mexicanos comenzó a reducir las tarifas diarias en tres contratos, para que al final terminara en dos. Lo anterior cortó los ingresos de la empresa en más del 50%, para que al final Pemex intentó cancelar todos los contratos.

Claves para entender la batalla legal entre Oro Negro y Pemex
Foto: Bloomberg

Y no, no es todo.

Afirman que utilizan a agencias de investigación penal (PGR) para “destruir” a quienes se niegan a participar en la corrupción. Y es que la PGR ya había investigado a Oro Negro por malversación de fondos para el pago a tenedores de bonos.

Pemex ya respondió 

Por medio de un comunicado, Petróleos Mexicanos pidió a Oro Negro que entregue las grabaciones que dice tener a las autoridades correspondientes para que se pueda evaluar su autenticidad y relevancia.

Además, en el sentido de que la empresa fue destruida por el gobierno mexicano, se afirma que en 2016 y 2017 Pemex ofreció los mismos términos a Oro Negro que a muchos otros proveedores de plataformas petroleras. “Sin embargo, las otras compañías aceptaron los términos planteados por Pemex, mientras que Oro Negro decidió no hacerlo”.


La cosa es que también existe una demanda.

Los accionistas estadounidense presentaron una demanda en contra de México, acusando que el gobierno intentó llevar a la quiebra a la empresa por negarse a pagar sobornos para obtener contratos. 

Los inversionistas buscan al menos 700 millones de dólares para compensar los daños. Sin embargo, los accionistas europeos quieren una compensación por 300 millones de dólares. 

Ambos grupos de inversionistas aseguran que Pemex se asoció con los tenedores de bonos de Oro Negro para asegurar el daño.

En ese sentido, Pemex aseguró que va a continuar defendiéndose de las demandas en su contra y contra el gobierno mexicano. Afirma que “de buena fe y dentro de sus atribuciones legales”, buscó renegociar sus contratos con Oro Negro y otras compañías petroleras después de la desaceleración del mercado petrolero.

Finalmente lamentó que Oro Negro “no haya podido cumplir con las expectativas razonables de sus clientes, inversores, acreedores y empleados, pero no por ello se puede aceptar que se involucre de forma perniciosa a Pemex en su problemática corporativa”.

Estamos hablando de:

Oro Negro Pemex