¿En qué consiste la regla de los cinco segundos de Josep Guardiola?

Josep Guardiola es considerado por muchos como el mejor técnico del mundo. Equipo al que dirige lo hace campeón de liga y hasta la fecha es el único que ha ganado seis títulos en Europa en el mismo año: Liga, Copa, Supercopa de España, Supercopa de Europa, Champions League y Mundial de Clubes en 2009, al mando del Barcelona.

Su éxito es objeto de estudio y sus secretos son perseguidos por diferentes estrategas que intentan imitar su estilo de juego, el cual ha sido erróneamente llamado como “Tiki taka”, concepto que Guardiola odia.

“El tiki taka es pasar el balón por pasar, sin ninguna intención. El Barça no tenía nada del tiki taka, eso es un invento. Hay que pasar el balón, sí, pero con intención, para atraer al rival y resolver una jugada”, revela en el libro Herr Pep.

Getty Images/ Guardiola al lado de Domec Torrent

Sin embargo hay algo más atrás de su éxito: la regla de los cinco segundos. Domenec Torrent fue uno de los colaboradores más cercanos de Pep, a quien acompañó hasta su aventura con el Manchester City, pero se ha desprendido un poco del catalán para dirigir al New York City, filial de los Sky Blues, y reveló en qué consiste dicha regla.

Guardiola le da mucha importancia a la posesión del balón y cuando lo pierde, sus jugadores tienen cinco segundos para recuperarlo y en caso de no conseguirlo se aplica el plan B: detener la jugada con una falta. De esta forma, su equipo tiene la oportunidad de reorganizarse en zona defensiva.

“Es simple. Tú estás jugando un partido y cuando pierdes la pelota, reaccionas. Si no, retrocedes. Durante los dos primeros meses de la temporada cada entrenamiento era así. Recuerda que Pep concedió más goles que nunca en el primer año“, comentó ex asistente de Guardiola a Daily Mail.

El City falló en esta regla durante la primera temporada y terminó tercero en la tabla general con 39 goles en contra y 78 puntos. En la segunda campaña, los Citizens fueron campeones de la Premier League con 100 puntos y sólo 27 tantos en contra.

Así que habrá que poner atención a los juegos del City en la Premier League para ver si esta regla se cumple en la siguiente campaña.