Con AMLO ganó la izquierda que surgió del PRI: John Womack

Tras la victoria de AMLO en las elecciones del 1 de julio, hay tiempo para el análisis del mapa político que se configuró con el voto de los mexicanos y mexicanas, y en esta tarea el historiador John Womack hizo un análisis sobre la figura de ya sabes quién, así como el concepto de “cambio“.

Como izquierda que surgió del PRI y de otros partidos. No de una izquierda histórica“, así definió el triunfo de AMLO y Morena en las elecciones.

En entrevista con la periodista Dolia Estevez —y publicada en el sitio Sin Embargo—, Womack analizó de manera sutil y desde la perspectiva marxista cómo fue que Obrador consiguió la Presidencia, qué implica para la sociedad mexicana y en qué medida se espera un cambio en el país.

¿Un nuevo PRI?

De acuerdo con el historiador —autor de “Rebelión en Chiapas: una mirada histórica” (1999) y “Zapata y la Revolución mexicana” (1969)—, la victoria de Juntos Haremos Historia no fue sólo por el hecho de que la coalición fuera una corriente de izquierda, tampoco por su trabajo —los únicos que tienen derecho a llamarse de “izquierda” son los comunistas mexicanos—.

Lo que permitió a Obrador alcanzar la Presidencia, explicó John Womack a la periodista, fue la nula competencia que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido Acción Nacional (PAN) le dieron a AMLO:

No es tanto que haya ganado López Obrador, sino que ninguno de los dos partidos pudo enfrentarlo. Ningún adulto sensato, que no fuera pagado u obligado iba a votar por el PAN o el PRI. Votaron por el menos malo“.

Además, el hecho de que la fuerza de Morena no está concentrada en una verdadera opción de izquierda, podría generar “decepción” en el electorado que ha apoyado al movimiento.

La llamada izquierda de López Obrador es una izquierda muy limitada por la realidad, pero también autolimitada por no plantear claramente un cambio verdadero en beneficio del pueblo“, explicó.

Entonces, ¿son realmente radicales las propuestas de AMLO?

Al parecer no.

No ante un sistema capitalista y la figura de Estados Unidos como supervisor de un modelo que sólo beneficia a unos cuantos.

¿Por qué?

López Obrador ha dicho que NO nacionalizará la banca y, entonces, esto es una muestra de que su gobierno no se moverá por un cambio profundo.

A lo mucho, según el historiador, podrá convertir a Morena en una especie de nuevo PRI “si cumple al menos algunas de sus promesas”.

El discurso de ya sabes quién es sincero, explicó, pero no hay mucho qué desmenuzar, a pesar de que la prensa en el norte del país lo considere como un radical. No lo es y tampoco lo será, en un país donde la corrupción ha sido institucionalizada.

Entonces, ¿cuál es el diagnóstico? ¿Habrá realmente una cuarta transformación? De acuerdo con Womack se trata de un triunfo que representa “una reconfiguración de las mismas fuerzas del capitalismo“.

Si quieres saber más sobre el análisis y la entrevista que Dolia Estevez le realizó a este historiador, especializado en Latinoamérica y México, profesor de Economía de la Universidad de Harvard y mentor de Carlos Salinas de Gortari, expresidente del país, da clic aquí.

**Foto de portada: Colmex-lopezobrador.org.mx