Nicolás Maduro acepta que crisis de Venezuela es culpa suya

¿Ya no es el imperialismo yanqui? Pues al parecer no. Por fin, Nicolás Maduro asume que la grave crisis económica que atraviesa Venezuela es culpa de las medidas que ha tomado como presidente… pero, pide a sus gobernados que le den chance. Así como echó a perder, puede arreglar el problema.

Luego de que se le fue la luz en plena reelección del presidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Nicolás Maduro agarró la onda y comprendió las lamentables condiciones en que vive la gran mayoría de la población de su país. El apagón obligó cortar la transmisión televisiva del IV congreso del PSUV y, cuando pusieron el “diablito” y regresó la luz, Maduro sorprendió con las siguientes palabras:

“Los modelos productivos que hasta ahora hemos ensayado han fracasado, y la responsabilidad es nuestra, es mía (…), tenemos que echar adelante esa potencia económica que tenemos (…) ¿Que el imperialismo nos agrede? Basta de lloriqueos vale (…), ustedes no me ven lloriqueando a mí, ni los nombro ya, no me ven lloriqueando frente al imperialismo. Que nos agreda, nos toca a nosotros producir con agresión o sin agresión”.

Aunque quizás la declaración ya se le olvidó a Maduro, seguramente no a sus detractores. Lo dicho por el presidente de Venezuela no fue cualquier cosa: es de las pocas veces que se atribuye la crisis que atraviesa su país, ya que tradicionalmente le echa la bolita a Estados Unidos y la “guerra económica” que le ha declarado con ayuda de sus “cachorros del Imperio”.

nicolas-maduro-venezuela
Foto: AP

Como ejemplo, lo dicho hace unos días, al anunciar la supresión de cinco ceros en su nueva moneda, el “bolívar soberano”. Según Maduro, la increíble devaluación que ha sufrido la unidad monetaria de Venezuela es culpa de los artífices de la guerra económica, ya que se llevaron el cono monetario a otros países. Sin embargo, según el bien Nico, con la reconversión “se acabaron las mafias, les quemamos el billete en las manos”.

Pero bueno, así como aceptó la culpa de la crisis, Maduro cree que tiene la fórmula para sacar a Venezuela del atolladero. ¿Cómo? Pues quién sabe, pero ya hizo el cálculo y señaló que requerirá dos años para lograr la ansiada recuperación económica. Qué digo recuperación… logrará llegar a un “alto nivel de estabilidad”.

Cabe recordar que hace unos días, cuando dio a conocer que se espera que Venezuela cierre con una inflación del 1.000.000%, el FMI previó que la economía del país sudamericano hasta 2023… un pronóstico nada alentador, tomando en consideración que se encuentra en recesión desde hace 15 años.