Cine

Kaiser: El documental del mejor futbolista que jamás jugó fútbol

Brasil, tierra de samba, caipirinhas y por supuesto, legendarios jugadores de fútbol: Pelé, Rivelino, Zico, Sócrates, Bebeto, Romario, Ronaldo, Roberto Carlos, Ronaldinho, Kaká o Neymar son tan sólo algunos de los primeros que nos vienen a la mente, sin embargo en los libros del fútbol brasileño, también existe un capítulo para  el mejor futbolista que nunca jugó fútbol: Carlos Henrique Raposo, mejor conocido como Kaiser quién se ha convertido en el protagonista de un nuevo documental que se estrenará en durante el próximo Festival de Tribeca.

Dirigido por Louis Myles, (quién hace un par de años presentó otro gran documental titulado: Alternative Reality: The Football Manager Documentary), Kaiser cuenta la historia de Carlos Henrique Raposo, un sujeto que al igual que miles de jóvenes brasileños busca cumplir el sueño de convertirse en futbolista profesional, con el pequeño inconveniente de que en realidad ¡no sabía jugar fútbol!  Al ver que las puertas se le cerraban, Raposo decidió adoptar el apodo de Kaiser en honor al legendario Franz Beckenbauer y de esta forma comenzar a promocionarse como uno de los mejores futbolistas que estaba por salir de las favelas, la próxima estrella que ningún equipo quería rechazar y por supuesto, el jugador del que todos iban a hablar.

Kaiser Documental Brasil
Foto de Carlos Henrique Raposo mejor conocido como Kaiser el jugador de fútbol brasileño que nunca jugó al fútbol. Foto / Kaiser Movie

Por increíble que parezca, en una época sin bases de datos, sin Wikipedia o ya de menos un álbum Panini para checar, muchos equipos fueron los que cayeron, no sólo contratándolo, sino también promocionándolo como uno de los mejores jugadores del balompié brasileño, con todo el glamour que ello conlleva. 

Durante su carrera, el Kaiser desfiló por más de diez equipos profesionales, desde el Botafogo, Fluminese y Vasco Da Gama, hasta el Ajaccio de Francia o los camoteros del Puebla quienes al poco tiempo se dieron cuenta de las nulas cualidades de su fichaje y lo dejaron ir en cuestión de meses, y es que pese a venderse como un gran delantero, Raposo no tenía desmarque, puntería ni velocidad, tan es así que a lo largo de 24 años de carrera, nunca pudo meter un sólo gol!

Carlos Henrique Raposo Kaiser
La ficha de registro de El Kaiser como jugador del Ajaccio / Foto: Kaiser Movie

Por el contrario, el brasileño tenía un gran carisma y un excelente trato con la prensa, lo que claramente le abría las puertas a otros equipos, al punto en el que el propio Kaiser bromea diciendo que todos los equipos con los que jugó celebraban dos veces: cuando fichaba y cuando se iba.

Recuerdo que iba a los entrenamientos y a los poco minutos de ejercicios, me tocaba el muslo o la pantorrilla y me iba a la enfermería, donde me hacía el lesionado hasta por veinte días y como en esa época no existía la resonancia magnética, me la podía pasar lesionado sin problema“.

A lo largo de su carrera, el Kaiser llegó a compartir equipo con figuras como Romario, Bebeto o Ricardo Gaucho, quién tal vez resume de mejor forma la historia de Raposo: “No sabía jugar, pero era buena persona, caía bien a todo mundo“.

Actualmente, el hombre de 54 años, trabaja en un gimnasio como entrenador personal, y en una entrevista, declaró que no se hizo millonario, pero pudo vivir bien durante algún tiempo, y sobre todo, cumplir su sueño de ser futbolista, sin saber jugar al fútbol.

 

Comentarios