#CambioClimático 2017, el año más cálido en México: NOAA

Aunque en estos días el calor ha estado implacable en distintos estados de la República, el año pasado nuestro país registró su temperatura promedio más cálida, desde que el monitoreo comenzó en 1971.

De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) la temperatura promedio en nuestro país fue de 22.6 grados centígrados, lo que resulta una prueba fehaciente sobre el impacto del cambio climático en nuestra cotidianidad.

Tal vez existan personajes como Donald Trump que no se tomen en serio este tema, sin embargo, para nosotros resulta de mayor importancia pues, según los datos de la NOAA, la temperatura aumentó 0.2 grados más que en 2016 y 0.5 grados más que en 2015.

En total, es un aumento de 1.6 grados con respecto a la medida del periodo entre 1981 y 2010.

El incremento de la temperatura no sólo se resintió en México, sino en la mayor parte de América del Norte. Los datos arrojaron que las temperaturas anuales de los países norteamericanos estuvieron entre las 10 más cálidas.

Efecto invernadero: máximos históricos 

En este asunto también está implicado el efecto invernadero —los gases liberados y retenidos en la atmósfera— alcanzó máximos históricos en 2017, de acuerdo con el Informe Anual del Estado del Clima. Por ejemplo, la concentración media del dióxido de carbono en la superficie de nuestro planeta fue de 405 partes por millón.

Osea, 2.2 partes por millón más que en 2016.

¿Qué pasó?

El fenómeno de El Niño —que afecta a todo el planeta e impacta en la zona del Pacífico y el sudeste asiático y Australia. Les efectos negativos se producen por las intensas lluvias, las inundaciones y las ondas de calor extremo—.

En el caso de México, en 2017 las temperaturas estuvieron por encima del promedio —excepto en áreas que registraron condiciones más frías que el promedio—.

Y ojo, ocho de las 31 estados del país —Durango, Sinaloa, Nuevo León, Jalisco, Hidalgo, San Luis Potosí, Quintana Roo y Tamaulipas— registraron las temperaturas más cálidas en su historia.

Los cambios en la temperatura —o más bien el registro de temperaturas más altas— son cada vez más frecuente. Tan sólo en esta jornada, los estados del norte del país han registrado temperaturas entre los 40 y 45 grados.

Mientras que también se han registrado lluvias intensas. En este punto, la NOAA informó que es en agosto cuando existe una mayor probabilidad en la formación de ciclones tropicales.

En este contexto, otra mala noticia fue dada a conocer desde Suecia:

La cima más alta de este país,ubicada en el extremo sur de la montaña Kebnekaise, se está derritiendo a causa de las temperaturas cálidas registradas en el Ártico —en el mes de julio, la cima perdió cuatro metros de nieve, es decir, 14 centímetros de nieve por cada día—.

El reporte de la NOAA constituye un recordatorio para todos nosotros sobre el impacto de nuestras actividades en el planeta y las acciones que se necesitan para frenar la emisión de gases contaminantes que, finalmente, forman parte de este desajuste climatológico.

Comentarios