Carlos Antonio Santamaría: el primer niño en cursar una licenciatura en la UNAM

Y en la sección “¡Maldición!, ¡qué he hecho con mi vida!”… ¿Qué tienen planeado para el próximo 6 de agosto?, porque Carlos Antonio Santamaría Díaz, un niño de 12 años, ese día hará historia y se convertirá en el primer niño en cursar una licenciatura en la UNAM.

Mientras que a la edad de Carlos Antonio la máxima preocupación de muchos era ser escogido para echar la reta, el niño de 12 años hizo lo necesario (sin esfuerzo, obvio) para hacer que en la UNAM le abrieran cancha… lo cual consiguió y, de forma histórica, el próximo ciclo escolar será el primer chamaco en cursar una licenciatura: “se abre un capítulo de inclusión en la vida universitaria del país”, presume la máxima casa de estudios.

Carlos Antonio Santamaría Díaz, primer niño en la UNAM
Foto: dgcs.unam.mx

Lo anterior no quiere decir que para Carlos Antonio Santamaría sea novedad la vida universitaria. De hecho, ya es un “viejo” conocido, ya que en años anteriores cursó diplomados en el Centro de Ciencias Genómicas y en el Instituto de Investigaciones en Materiales… pero ahora es, oficialmente, universitario (con credencial, tira de materias y toda la cosa).

Carlos Antonio cursará la licenciatura de Física Biomédica en la Facultad de Ciencias, a la cual ingresó al obtener 105 aciertos en el Concurso de Ingreso al ciclo escolar 2019. “Lo mínimo para entrar eran 103 aciertos, vi el folio y tenía 105, estaba aceptado”, relata el niño, cuyos papás tuvieron que fletarse a lidiar con autoridades educativas para dejarlo presentar exámenes que demostraran que él ya está por encima del nivel de la secundaria y bachillerato. “Decían que seguramente era puro cuento”.

Carlos Antonio Santamaría Díaz, primer niño en la UNAM
Foto: dgcs.unam.mx

Además de ser el único… bueno, casi el único alumno de la UNAM al que su mamá lo vaya a dejar de la manita a la Facultad, Carlos Antonio Santamaría se destacará de entre todos los estudiantes por ser de los pocos en entrar a la Universidad con varios proyectos académicos. Uno en bioquímica: “Creo que podemos reconstruir una célula, curar todas sus enfermedades, por ejemplo la mitocondria, que tiene una membrana exterior y una interior. Aunque es relativamente sencilla tiene un montón de componentes: proteínas, hasta su propio ADN, ribosomas; se puede tratar de crear un medio”.

Ehhhhhrrr… claro. Bueno, además de cuestiones de ciencias, este niño también tiene pensado entrar al mundo de la creación de videojuegos. “He trabajado en eso”, señala… pero ya saben, le entró en gusanito de la bioquímica (como a cualquier niño de 12 años) y tiene un tanto descuidado el proyecto.

Estamos hablando de:

niño UNAM