Gobierno de Maduro deroga Ley de Ilícitos Cambiarios, se permitirá compra-venta de divisas

En Venezuela, el gobierno de Maduro sigue moviéndole para intentar paliar la severa crisis económica que atraviesa. Ahora derogó la Ley de Ilícitos Cambiarios, según especialistas, una de las piedras angulares en la política económica del chavismo.

En representación del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, el vicepresidente de Economía, Tareck El Aissami, dio a conocer el decreto de reforma a la mencionada ley. La acción significa una flexibilización del estricto control cambiario que existe en la República Bolivariana desde hace más de 15 años.

Con la reforma, indicó El Aissami, se autoriza a los actores económicos la realización de transacciones que se tenían prohibidas, tales como la compra-venta de divisas de manera abierta. Es decir, vuelven a una “normal” operación las casas de cambio en Venezuela… bueno, no de inmediato, ya que se prevé que la reforma de ley entre en vigor a partir del 20 de agosto.

De acuerdo con El País, la medida de la administración de Maduro no implica desmontar el control cambiario venezolano. Lo que se hará es que el gobierno ofertará a empresas e industrial un dólar formal, controlado, de acuerdo a la nomenclatura burocrática oficial, además de permitir la existencia de un tipo cambio paralelo… algo que no ocurría desde 2006, año en que el entonces presidente, Hugo Chávez, decidió tener más control sobre la economía de su país.

Con la nueva regulación, además de facilitar operaciones cambiarias a las rifadas empresas que todavía permanecen en Venezuela, también se busca combatir el mercado negro de divisas. “Este decreto facilita a que (…) cualquier persona haga operaciones legalmente bajo el amparo de nuestra Constitución y de las leyes de la república sin que incurran en ningún tipo de ilícito”, señaló El Aissami.

Pero no todo es optimismo con este anuncio. El diputado de la Asamblea Nacional, José Guerra, advirtió que la medida “reventará”, ya que el Estado no tiene dólares que ofertar. “La gran pregunta es ¿a qué tasa se van a hacer las operaciones en las casas de cambio? y ¿quién va a ofertar los dólares? El gobierno no tiene dólares porque si los tuviera ofertaría en el Dicom (…) Todo el mundo va a querer la tasa preferencial, pero se necesitan dólares”.

Según reporta el diario El Clarín, en Venezuela opera todo un mercado negro de divisas en donde se oferta el dólar estadounidense en un precio hasta 15 veces mayor al de la tasa de cambio oficial. Incluso, muchos de los productos que se venden en el país sudamericano tienen un precio fijado de acuerdo con la tasa del mercado negro.

Evidentemente, con esta acción el gobierno de Maduro busca reducir la hiperinflación que aqueja a Venezuela, la cual -según el Fondo Monetario Internacional- este 2018 llegará hasta el 1.000.000%.

Comentarios