Donald Trump y LeBron James se enfrascan en una sabrosa guerra política

Donald Trump es tal vez el presidente de Estados Unidos que más se ha hecho notar en el deporte, aunque no por sus acciones para impulsarlo, sino por la forma de influir, como en el caso de la NFL, en la que logró la prohibición de protestas de los jugadores de los Dallas Cowboys durante el himno, lo cual fue celebrado por el mandatario con un mensaje en Twitter dirigido hacia Jerry Jones, el duelo de la franquicia texana.

Sin embargo, su voz (o en este caso sus tuits) se deja escuchar en la NBA, pues mandó un recadito a la nueva estrella de los Lakers de Los Ángeles, LeBron James, quien concedió una entrevista a CNN con el periodista Don Lemon, quien fue calificado por Trump como el comunicador más tonto.

“LeBron James fue entrevistado por el hombre más tonto de la televisión, Don Lemon. Logró hacer que LeBron se viera como un hombre inteligente, lo cual no es fácil”, escribió en su cuenta y finalizó con una indirecta en el debate sobre el mejor basquetbolista de todos los tiempos, LeBron o Michael Jordan: “A mi me gusta Mike”.

Durante la entrevista, James fue cuestionado sobre su postura en contra de las políticas de Trump y aseguró que si es necesario postularse a la presidencia para evitar la reelección de James, lo haría.

Contexto político

Todas estas declaraciones surgen debido a que Trump se encuentra en el estado de Ohio, para apoyar la candidatura del senador republicano Troy Balderson , quien compite contra el demócrata Danny O’Connor por un lugar en el Congreso.

Pero resulta que LeBron James es originario de Ohio y gracias a su exitosa carrera en la NBA, es uno de los hombres más populares, incluso influyentes, en este estado y debido a su antipatía hacia Trump, influiría de manera indirecta a favor de O’Connor.

Getty Images