Noticias

Así fue la emotiva recepción que tuvieron las sobrecargos del vuelo de Durango en el AICM

El pasado martes 31 de julio un avión de Aeroméxico que se dirigía a la CDMX, se desplomó en las cercanías del aeropuerto Guadalupe Victoria, de Durango. En él viajaban 99 pasajeros, y lo que pudo haber sido una tragedia no lo fue gracias a los cuatro miembros de la tripulación: el capitán Carlos Galván Meyran, el primer oficial Daniel Dardón Chavez y las sobrecargos Brenda Zavala Gómez y Samantha Hernández Huerta, quienes destacaron por haber ayudado a salir a los pasajeros por su propio pie cuando el avión se estaba incendiando.

Este domingo 5 de agosto, Brenda Zavala y Samantha Hernández llegaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, en donde fueron recibidas entre aplausos y flores por sus compañeros de la aerolínea mexicana, quienes les reconocieron el valor y fortaleza que tuvieron en el momento del accidente aéreo, cuestiones que también les hicieron recibir elogios y felicitaciones por varios usuarios de redes sociales.

Así fue el emotivo momento:

Según un testimonio que una pasajera le dio a la cadena CNN, la aeronave había presentado problemas al momento de despegar debido a las lluvias fuertes que caían sobre el estado: “Fue un impacto… fue el primer impacto y al segundo impacto fue más fuerte, fue cuando brinqué y me pegué toda y venía bien asegurada. Al segundo impacto vi las flamas de la cabina de enfrente, entonces se detuvo el avión, la aeromoza atrás como que… para cuando yo volteé ella ya tenía una puerta abierta atrás“. 

Pese a que el impacto fue fuerte y pudo haber puesto en riesgo la vida de los casi 100 pasajeros que abordaban el avión, la destreza del equipo de Aeroméxico y el actuar a tiempo logró que tanto los pasajeros como la tripulación lograran salvar sus vidas.

Comentarios