Científicos de Australia desarrollan sustancia que “adormece” permanentemente a células con cáncer

De acuerdo con una investigación publicada en Nature, científicos de Australia han desarrollado una sustancia que es capaz de “adormecer” de forma permanente a las células dañadas. Un gran avance que, esperemos, pronto esté al alcance de las personas que lamentablemente padecen cáncer.

La sustancia desarrollada en Australia ataca a las proteínas KAT6A y KAT6B, las cuales son identificadas como cruciales en el progreso del cáncer. Hasta ahora, las pruebas de este fármaco sólo han sido realizadas en ratones con leucemia. Los resultados son esperanzadores.

Primer medicamento viviente contra el cáncerSegún reportan dieron a conocer a diversos medios, al aplicársele la sustancia a los roedores, estos muestran una importante supresión de las mencionadas proteínas. Pero no sólo eso, también se previno el crecimiento y propagación de las células cancerosas, lo cual tiene como secuela que el ADN de células sanas no sea dañado por el de las ya afectadas.

“La nueva sustancia simplemente priva a las células cancerosas de la capacidad de ejecutar el ciclo celular. Técnicamente se llama envejecimiento celular. Las células no mueren, pero ya no pueden dividirse y multiplicarse. En pocas palabras, la célula cancerosa ‘se queda dormida’ para siempre”, explicó la profesora Anne Voss, participante en el estudio.

Con lo avanzado hasta el momento por los científicos, ahora viene lo bueno: desarrollar un medicamento cuya base sea la sustancia. Según los propios especialistas, el fármaco que se vaya a crear sería especialmente útil durante la terapia de consolidación, una vez que se ha comenzado a tratar el cáncer.

Por lo que se puede inferir del estudio, el medicamento desarrollado con la sustancia daría un margen de acción más amplio para los médicos, ya que en las pruebas hechas a ratones se halló que, una vez que se neutralizó a la proteína KAT6A, los roedores extendieron su supervivencia media de 105 a 413 días. “Estos hallazgos sugieren que la inhibición de KAT6A y KAT6B puede proporcionar un beneficio terapéutico en el cáncer”, indica la publicación hecha en la revista Nature.

Comentarios