Trump ordenó restablecer sanciones en contra de Irán

Este lunes, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para restablecer sanciones en contra de Irán. Lo anterior como parte de su decisión, en mayo pasado, de retirar a su país del acuerdo nuclear con dicho país.

Por su parte, la Casa Blanca aseguró que la decisión de Trump “confirmó su más alta obligación: proteger la seguridad del pueblo estadounidense”.


Además, explicó cuáles son las sanciones y “por qué son necesarias”.

Recordemos que cuando Trump anunció la salida de Estados Unidos del Plan de Acción Integral Conjunto -JCPOA por sus siglas en inglés-, amenazó que su administración volvería a imponer sanciones en contra del régimen iraní. 

Y esas sanciones ya llegaron. A partir del 7 de agosto, se castigará:

  • La compra o adquisición de billetes del banco de Estados Unidos por parte del gobierno de Irán.
  • El comercio de Irán de oro y otros metales preciosos.
  • Grafito, aluminio, acero, carbón y software utilizados en procesos industriales.
  • Transacciones relacionadas con el rial iraní (moneda oficial de Iran).
  • Actividades relacionadas con la emisión de duda soberana de Irán.
  • Y por supuesto sobre el sector automotriz.

Las sanciones que faltan serán válidas a partir del 5 de noviembre, y van contra:

  • Operadores portuarios iraníes y sectores de la energía, el transporte marítimo y la construcción naval. 
  • Transacciones relacionadas con el petróleo de Irán.
  • Transacciones de instituciones financieras extranjeras con el Banco Central de Irán.
  • Además de la revelación de cientos de personas, entidades, embarcaciones y aeronaves que desde antes ya estaban dentro de la lista de sanciones.

El objetivo de la administración Trump, es imponer una “máxima presión económica” sobre el mencionado país.

Hagamos un recuento de los daños

La relación entre ambos países ha estado muy tensa desde un tiempo atrás.

El pasado 9 de mayo, Trump anunció que Estados Unidos abandonaría el acuerdo nuclear con Irán y con los P5+1 (China, Francia, Rusia, Reino Unido, Alemania).

El objetivo de dicho acuerdo es impedir, al menos durante 10 años, el acceso de Irán a la bomba atómica a cambio de que se levantaran las sanciones económicas que estaban asfixiando al régimen. El resto de los países firmantes confirmó que no abandonaría el pacto.

Fue en 2015, cuando el entonces presidente, Barack Obama, impulsó la firma de un pacto para suspender toda sanción económica en contra de dicho país.

Ante la decisión de Trump, la Unión Europea expresó el apoyo al país iraní y sus integrantes se reunirán para armar un plan de contingencia, pues se comprometieron a permanecer en este tratado, cosa que Trump ha olvidado ya.