¿Qué tan cierto es que podrás pagar tu bebida de Starbucks con Bitcoins?

Desde hace unos días comenzó a correrse el rumor de que Starbucks dejaría que sus clientes pagaran sus bebidas, sándwiches, aguas o cualquier cosa con bitcoins. Todo comenzó el miércoles de la semana pasada, cuando varias páginas web como CNN informaron que la compañía de café estaba reuniéndose con Microsoft e Intercontinental Exchange, el propietario de New York Stock Exchange (o la Bolsa de Nueva York), para dejar que sus clientes usaran las criptomonedas al momento de comprar productos de Starbucks. 

De acuerdo a la información que circulaba en internet, la plataforma en la que están trabajando dichas empresas se llama Bakkt, y ésta permitirá a los usuarios aplicar una especie de compra digital. Sin embargo, no pasó mucho tiempo antes de que Starbucks aclarara lo sucedido y dijera que jamás permitiría eso entonces, ¿es realmente cierto que Starbucks aceptará pagos con bitcoins?

La respuesta es no. Starbucks mismo se encargó de aclararlo a Motherboard, una vertiente de Vice. Allí, dijo que no aceptará pagos con criptomonedas en sus cafeterías: “Es importante aclarar que no estamos aceptando dinero digital en Starbucks. En vez de eso convertiremos activos digitales como los bitcoins y los convertiremos en dólares, los cuales pueden ser usados en Starbucks”. Asimismo añadió: “Actualmente estamos anunciando el lanzamiento de un conversor de bitcoin. No obstante, continuaremos informando a los clientes y reguladores conforme esto vaya avanzando”.

Y con esto, ¿qué quieren decir?

Simple, que Starbucks sí se está aliando con Microsoft y el propietario de la Bolsa de Nueva York, pero para crear una plataforma en la que se puedan cambiar las criptomonedas por dinero de uso legal. Una vez que hayas convertido tus bitcoins a dólares, entonces es cuando realmente puedes ir a comprar un frapuccino, el café del día o lo que se te ocurra. 

¿Cómo surgió el malentendido?

Digamos que a través de su comunicado de prensa liberado el 3 de agosto, anunciaron el lanzamiento de este proyecto para noviembre próximo. Y si bien dieron muchos detalles sobre la unión de Microsoft, Starbucks e Intercontinental Exchange, la prensa se apresuró para tener un encabezado y asegurar que con “bitcoins podrías comprarte un frapuccino de Starbucks”.

Si lees bien el comunicado, en él la empresa de café informa que además de las compañías antes mencionadas, la plataforma Bakkt se encargará de crear un espacio abierto y regulado para los activos digitales, así como “permitirles a los clientes e instituciones comprar, vender, guardar y gastar activos digitales —como las criptomonedas— en una red global sin interrupciones”. Además añade que de acuerdo a las palabras de la vicepresidenta de Starbucks, Maria Smith, “ellos jugarán un papel importante en el rol de desarrollo práctico, confiable y regulado para clientes que desean convertir sus activos digitales a dólares estadounidenses para usarlos en Starbucks”. 

O sea que la confusión fue más bien una rápida lectura y no prestar atención a los detalles que Starbucks mismo se encargó de aclarar después.

Y a todo esto, ¿qué es un bitcoin? 

Es una moneda virtual e intangible nacida en 2009, que está fuera del control de cualquier gobierno o institución y cuyo valor es variable y se basa en la ley de la oferta y demanda. Es la moneda de internet que crea una disyuntiva entre si es funcional o no, o si vale la pena invertir en ella o no. 

Al igual que como ocurre con las personas que tienen dinero en el banco, también hay un banco de bitcoins en el que se puede gastar o añadir criptomonedas, solo que no existe una manera para monetizarlas. 

Otra característica del bitcoin, es que no está bajo el control de ningún gobierno, institución o entidad financiera ya sea gubernamental o privada. Además, como el control lo tienen los propios usuarios a través de intercambios P2P o Peer to Peer (punto a punto), cualquier autoridad puede manipular su valor y provocar inflación para producir más cantidad.

Todo, como lo dijimos anteriormente, dependiendo de la oferta y demanda. A partir de esto es que el valor del bitcoin también radica en el algoritmo que mide la cantidad de movimientos y transacciones en tiempo real, por lo mismo, resulta la moneda más inestable en el mercado de divisas. Por ejemplo hoy, 7 de agosto del 2018, un bitcoin es igual a $131,017.26 pesos mexicanos.

Comentarios