10 cosas que no sabías de ‘Pineapple Express’ por su décimo aniversario

Ayer, lunes 6 de agosto de 2018, la comedia Pineapple Express protagonizada por Seth Rogen y James Franco, cumplió 10 años de haberse estrenado. Automáticamente se convirtió en un éxito de taquilla al recaudar poco más de 100 millones de dólares en todo el mundo –algo brutal si consideramos que se trata de una comedia habitual, no un blockbuster.

De los creadores de Superbad en 2007 y bajo la dirección de David Gordon Green, Pineapple Express también dio paso a que Franco y Rogen se convirtieran en una de las duplas más conocidas del cine que han cosechado, en 10 años, una serie de éxitos que integran a otros comediantes y actores como Danny McBride, Jonah Hill, Jay Baruchel, Michael Cera, Craig Robinson, Christopher Mintz-Plasse y más.

Pineapple Express sigue la historia de Dale Denton y su dealer de marihuana, Saul Silver. Después de que Denton presencia accidentalmente un homicidio, comienza un viaje junto a Silver en el que deben escapar de matones, policías corruptos y un criminal violento sin dejar de lado su adicción a la marihuana. Franco recibió una nominación al Golden Globe por su personaje, así que se trata, aunque muchos no lo crean, de una de las comedias más importantes del nuevo milenio.

Por eso, como parte de las celebraciones por su décimo aniversario, Rogen se fue a Twitter y reveló varios datos desconocidos sobre el filme. Por acá te dejamos algunos que nos dicen nuevamente que esta cinta quizá no sea trascendente, pero tiene su encanto:

Bryan Cranston audicionó para un papel de dealer en Pineapple Express, pero Judd Apatow, uno de los guionistas, pensó que no se veía lo suficientemente malo para un papel como el de un traficante de droga. Ironías de la vida, ese mismo año, Cranston se convirtió en uno de los personajes de la televisión relacionado con drogas más icónicos de la actualidad en Breaking Bad. “Si hubiera aparecido en la película, tal vez los fanáticos de la serie dirían, ‘no, él siempre aparece de traficante de drogas’”.

Seth Rogen y el coescritor de la cinta, Evan, tuvieron que realizar más de 100 churros de marihuana para la película porque sólo ellos, en todo el set, sabían cómo hacerlos bien.

En la escena de pelea en la casa de Red, interpretado por McBride, Rogen se rompió el dedo y McBride se abrió la cabeza cuando Franco le pegó en la cabeza con un bong.

Saul siempre utiliza una banda en la cabeza porque también se lastimó en el set de grabación. Cuando Saul y Dale corren por el bosque, Franco se pegó en la cabeza con un árbol y se lastimó. Para que no saliera en la cinta, le pusieron la banda.

En un principio, cuando escribieron el guión de Pineapple Express, los personajes iban a ser distintos. James Franco daría vida a Dale mientras Rogen a Saul; sin embargo, Franco quiso cambiar de papeles y como a Rogen no le importó mucho, decidieron cambiarlo.

Superbad y Pineapple Express, como mencionamos, vienen de la misma mente creadora y su salida sólo tiene un año de diferencia. Rogen reveló que la escena en la que el personaje de Jonah Hill pinta penes, fue filmada en el mismo set que Pineapple mientras ellos grababan la escena en la que Dale y Saul rompen sus celulares.

La banda Huey Lewis & The News grabó una canción original para el filme, el cual estaba inspirado en los títulos de las películas ochenteras favoritas de Rogen. El track “Paper Planes” de M.I.A. no aparece nunca en la película, pero si musicalizó el tráiler de la misma.

Seth Rogen aplicó las de Tom Cruise y filmó 99 por ciento de sus escenas de acción sin dobles, “lo cual explica todas las lesiones”.

En teoría, el personaje de Red debía morir la primera vez que le disparan cuando está atado en su departamento, pero como Danny McBride era muy gracioso, decidieron dejarlo en la cinta.

La actriz porno –y alguna vez amante de Donald Trump– Stormy Daniels, interpretó a la esposa de Red, la cual no aparece en la cinta, sólo en una fotografía cuando el personaje de Danny habla sobre ella y de que saldrá de prisión.