¿Crisis en el PRI? Ahora organizará actividades culturales para obtener recursos

Imaginar al PRI con problemas económicos y falta de recursos hubiera sido difícil hace 20 años, sin embargo, los casos de corrupción e impunidad le han cobrado la cuenta al Revolucionario Institucional y hoy en día el partido se encuentra batallando para reestructurarse, aunque el rumor sobre la hipoteca de uno de sus edificios se trata de fake news, explicó Claudia Ruiz Massieu.

La presidenta nacional del PRI y exsecretaria de Relaciones Exteriores salió al tiro para desmentir que la sede del partido está hipotecada o incluso en riesgo de que los priistas la pierdan, e incluso que estén en una crisis financiera.

Lejos ya de las noticias falsas, lo que es cierto es que los priistas se enfrentan ante la caída financiera del partido.

De acuerdo con un reporte de Integralia, después de los malos resultados del 1 de julio, para 2019 el financiamiento del PRI disminuirá a 800.8 millones de pesos, en comparación con los 1,094.9 millones que recibió este año.

Así que la cosa no está nada fácil para el partido, porque además están los salarios de sus trabajadores. Ruiz Massieu explicó el día de ayer que se buscará garantizar los empleos pero hay que generar los recursos propios.

¿Quién lo hubiera pensado?

Por lo pronto, para mantener a flote al PRI, la Comisión de Finanzas analiza una propuesta para armar un programa de financiamiento. Y a través de actividades deportivas y culturales, sacar los recursos necesarios.

En la reestructuración del triclolor, también se creará una comisión de diagnóstico para saber qué le falta y sobra al partido para darle la vuelta a los resultados del 1 de julio.

Y, ¿José Antonio Meade? Sobre la reunión entre Pepe Meade y ya sabes quién, Ruiz Massieu deslindó al PRI y dijo que se trató de “un encuentro a título personal“. Con este escenario, las piezas de la dirigente nacional y los militantes se mueven ante la transición de gobierno y los últimos meses de EPN y el PRI en el poder.

**Foto de portada: Quadratín.