Ante protestas de Morena, Yunes no propondrá magistrados en Veracruz

Este martes por la mañana, diputados de la bancada de Morena tomaron el Congreso de Veracruz impidiendo el acceso a los trabajadores.

La razón de dicha acción fue la expectativa de que durante la sesión de hoy se votaran los 12 magistrados “carnales” que fueron impulsados por el gobernador Miguel Ángel Yunes. Hay que mencionar que tanto el PRD como el PAN son mayoría.

Actualmente, el Poder Judicial de la Federación tiene 12 vacantes para magistrados, y anteriormente el gobernador Yunes había señalado que antes de irse dejaría los nombramientos listos.

De acuerdo con La Jornada, el diputado de Morena, Zenyazen Roberto Escobar García, explicó que los convocaron ayer a las 18:00 horas sin haber circulado un dictamen, lo que les hizo pensar que les urgía votar los magistrados “carnales”.

“Hay males menores, pero tenemos que enfocarnos en los males mayores, no podemos permitir que se manipule la justicia por 15 años al imponer magistrados carnales”, señaló.

¿Y Yunes? 

En un mensaje a medios, el todavía gobernador Miguel Ángel Yunes explicó que la constitución del estado de Veracruz establece que el gobernador debe proponer al Congreso el nombramiento de magistrados al Tribunal Superior de Justicia. 

Por lo que lamentó que los diputados de la bancada de Morena hayan tomado la decisión de tomar la sede legislativa, cosa que calificó como un mal augurio: “es reprobable, y si esto es lo que viene para Veracruz, lo lamento muchísimo”.

Por lo anterior, anunció su decisión de ceder la propuesta del nombramiento al gobierno entrante de Cuitláhuac García.

“Aún cuando la Constitución me faculta, estoy en tiempo para hacerlo y podría tener la mayoría en la la Comisión Permanente para lograr el nombramiento provisional, he decidido no presentar al Congreso ninguna propuesta para el nombramiento de magistrados y dejar que lo haga quien me sucederá como Gobernador del Estado”, declaró.

Confió entonces que Cuitláhuac García tome las decisiones correctas y tenga como prioridad el interés superior del Estado.