Alejandro Moreno se destapa para dirigir al PRI… ¿quién? el gobernador de Campeche

Para sorpresa de los invitados a su tercer informe de gobierno (uno de ellos Miguel Ángel Osorio Chong), el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, anunció que ya… está listo para aventarse la chamba de revivir al PRI, luego de la arrastrada que le pusieron en el pasado proceso electoral.

‘‘Tengo la mirada bien puesta en el horizonte, y México entero es ese horizonte. Lo que hacemos bien en Campeche, lo podemos hacer bien en todo el país (…) Con trabajo en equipo, con unidad, con amor a la nación y con la meta más alta en la mente, estoy listo para construir un nuevo liderazgo nacional”, declaró el mandatario priista.

Lo anterior implicaría que… adivinen. ¡Exacto!, que el buen Moreno dejaría botado el cargo que asumió en 2015 y, supuestamente, tendría que ocupar hasta 2021. A menos que se esté refiriendo a otro liderazgo priista. Aunque no parece ser el caso: desde hace varias semanas, medios locales lo andan perfilando para la dirigencia del PRI.

Además, de acuerdo con La Jornada, el discurso que se aventó ayer el gobernador de Campeche estuvo cargado hacia dos lados: el primero, la regeneración de su partido y el segundo, la forma en la que el PRI tendrá que lidiar con el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador. En lo que respecta a lo primero, Moreno aseguró que respetará las facultades del gobierno federal… aunque aclaró que, para él, no habrá jerarquías con la administración de AMLO, sólo “competencias diferentes”.

La confianza de Alejandro Moreno para conseguir la dirigencia del tricolor en la sucesión que se dará el próximo año se basa en que frente a él tiene a Ulises Ruiz como posible contrincante… y bueno, que más mal que Enrique Ochoa Reza o Manlio Fabio Beltrones no lo podría hacer. ¿O sí? Bueno, además tiene el respaldo de que, a diferencia de otros estados de la República, en Campeche la violencia no se ha disparado (tanto). “A mí jamás me vencerán, pues dicen que para vencer a alguien éste se tiene que rendir y yo jamás me rendiré. Por eso hoy les digo que no nos dejaremos vencer por nada ni por nadie. Lo tengo muy claro: yo, por mi pueblo, primero muerto que rendirme”.