Con ustedes, la primera foto de Elba Esther Gordillo en libertad

Nomás era cuestión de que se oreara tantito. Parece que a Elba Esther Gordillo se le fueron todos los achaques por los que le concedieron prisión en su penthouse y ahora luce radiante (es un decir) y feliz.

Para que no se esperen hasta el 20 de agosto, cuando nos deje ver nuevamente su grácil feis, desde ayer circula en redes sociales la primera foto de La Maestra, luego que ésta fuera absuelta de los cargos que la llevaron a estar entambada (también es un decir) por más de cinco años. Cosa de nada: delincuencia organizada y lavado de dinero.

Elba Esther Gordillo
Foto: El Popular

De acuerdo con lopezdoriga.com, el suertudote que posa con la exlíderesa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) es Luis Morales, primo de la susodicha. El momento en que fue tomada tan bella postal fue antes de que el abogado de Elba Esther Gordillo anunciara la esperada liberación de su clienta.

Aunque la decisión del magistrado Miguel Ángel Aguilar fue cuestionada por muchos, hasta la próxima titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aceptó que el caso que se armó contra la ex del SNTE no estaba bien cuajado. De ahí su liberación, ya que las pruebas que ofreció la Procuraduría General de la República no fueron suficientes para sostener las acusaciones.

Elba Esther Gordillo, exdirigente del SNTE
Foto: Notimex

Elba Esther Gordillo fue aprehendida en febrero del 2013… el primer golpe de poder que asestó el entonces novato presidente Enrique Peña Nieto. La exlíderesa magisterial fue acusada de desviar casi 2 mil millones de pesos del sindicato de maestro. Pero bueno, ya vimos que no fue así… o la PGR no supo demostrarlo con contundencia.

Aunque la Procuraduría terminó aceptando la decisión del juez que otorgó la libertad a La Maestra, se posicionó y dijo no compartir la resolución… y, en respuesta a quienes ahora cuestionan su labor en este caso, sólo atinó a señalar que siempre actuó con apego estricto a la Constitución. Y ni modo.

Comentarios