Muere Jarrod Lyle, el golfista que luchó 19 años contra el cáncer

Puede que el golf no sea el deporte más atractivo de la vida, ni el que desate más pasión en el mundo. Se podrá decir que el golf es aburrido, sin embargo esta no es una publicación sobre golf, sino de la lucha que hizo el australiano Jarrod Lyle para jugar este “deporte aburrido”.

Lyle falleció hoy después de luchar 19 años contra el cáncer, a sólo 12 días de su cumpleaños número 37. Durante la última semana decidió dejar los tratamientos para recibir cuidados paliativos, enfocados a mejorar la calidad de vida de una persona con una enfermedad grave o terminal, como era el caso.

Jarrord fue diagnosticado con un tipo de leucemia desde los 17 años y desde ese momento su vida quedó condicionada, pero también se convirtió en un ejemplo de vida. En 2012 sufrió una fuerte recaída, pero no sólo se recuperó, sino que regresó al circuito de la PGA.

Getty Images

En los últimos años se sometió a operaciones, sin embargo éstas no produjeron mejorías y en el mes de julio Jarrord fue internado de emergencia, debido a una tercera recaída. Recibió tratamiento, pero el 31 de julio decidió someterse a los cuidados paliativos, durante los cuales estuvo acompañado de su esposa Briony y sus dos hijas, Lusi y Jamma, de 6 y dos años de manera respectiva.

La última publicación en su cuenta de Instagram, realizada por su esposa,  el 31 de julio, avisaba el desenlace: “Esta será la última publicación en la página de Jarrod. Hoy hemos comenzado los cuidados paliativos porque su cuerpo ya no puede luchar. Lo llevaremos más cerca de casa para estar cerca de sus hijas. Él ha hecho una pelea valiente y está rodeado de amor”.

This will be the final post on Jarrod’s page. Earlier today we started palliative care for him as his body is no longer able to fight. We will take him closer to home to be near his girls. He has put up a courageous fight and he is surrounded by love #fuckcancer

Una publicación compartida por Jarrod Lyle (@jarrod.lyle) el

El pasado domingo finalizó el torneo WGC-Bridgestone Invitational y los jugadores participantes homenajearon al australiano adornando sus gorras con un listón amarillo. 

En total, Jarrod Lyle disputó 121 torneos pese a que su enfermedad y ganó el Open de México en 2008, además del Open de Knoxville, en el mismo año.

 

Comentarios