Kanye West y su silencio incómodo en el programa de Jimmy Kimmel

En 2013, Jimmy Kimmel se “burló” durante su talk show de Kanye y su entrevista con BBC Radio 1 en la que dijo cosas como “soy la estrella de rock número uno del planeta” y otras declaraciones sobre diversos temas. Como consecuencia, el presentador y el rapero protagonizaron una pelea a través de Twitter –los pleitos del siglo XXI– y Kanye pidió que Kimmel se disculpara de forma pública. Ahora, cinco años después de la pelea, Kanye West fue a Jimmy Kimmel Live! para una de las conocidas charlas que el presentador tiene con sus invitados.

En la noche del jueves 9 de agosto, fue que se llevó a cabo esta reunión y hablaron de temas personales y políticos. El rapero reveló algunas cuestiones sobre sus problemas mentales y el trastorno de bipolaridad que le fue diagnosticado. “Creo que es importante hablar sobre la salud mental, especialmente porque soy negro. Nunca tuvimos terapeutas dentro de la comunidad negra. Nunca consideramos tomar medicamentos”.

Este tema también trajo a la plática su último disco de estudio, YE, y cómo habla de su bipolaridad en algunas canciones, sobre todo en la declaración: “I hate being bipolar it’s awesome”, la cual define, de acuerdo con Kanye, las dos partes contradictorias de una persona que sufre este trastorno.

Pero no sólo fue eso. También platicaron sobre Kim Kardashian West, su esposa, y cómo con una plática en la Casa Blanca con Donald Trump, Kim dio paso a que liberaran a Alice Johnson: “¿No te preocupó que estuviera sola en la oficina Oval con el presidente Trump?”, le preguntó Kimmel. A lo que Kanye respondió entre risas: “Sé que es un seductor”… y este fue el pretexto perfecto para dar paso a lo que realmente todos querían escuchar: ¿por qué Kanye defiende a Trump?

“¿Crees que es un buen presidente?”, porque una cosa es que Trump como persona sea agradable, y otra muy distinta a que sea un buen mandatario, una cuestión que muchos han negado desde que comenzó su gestión a finales de 2016. “Como músico, uno afroamericano en Hollywood, todas estas cosas, ya sabes, todos a mi alrededor han intentado elegir un candidato para mi. Luego, cada vez que he dicho que me cae bien Trump, me dicen que si lo sigo diciendo, mi carrera se terminará. Que me correrán de la comunidad negra porque los negros tenemos que tener un pensamiento único, sólo podemos ser demócratas”.

West también dijo que en lugar de criticar a Trump, mejor intentemos dar amor: “¿Por qué no mejor lo hacemos con amor?… dejar de lado esa bomba nuclear de odio dentro de la sociedad y pensar que todos somos una familia”.

“Eso es un pensamiento hermoso”, dijo Kimmel, “pero en términos directos, hay familias en la frontera de este país que están siendo separados. Hay familias que, literalmente, son separadas como resultado de lo que este presidente está haciendo. Y creo que no podemos olvidar eso. Sin importar si nos gusta su personalidad, sus acciones son las que realmente importan. De manera pública dijiste, ‘A George Bush no le interesa la gente negra’. Tengo una duda de qué es lo que te hace pensar que a Donald Trump sí le importa la gente en general”.

Silencio. Kanye no dijo nada. “Por qué no mejor nos vamos a comerciales?”, dijo Kimmel para evitar un lapso incómodo más grande o la oportunidad, quizá, de otra pelea por Twitter. Después del corte, no se volvió a hablar del tema.

Comentarios