Parque Bicentenario: ¿Área verde o departamentos?

Por considerarlo “improductivo“, la Semarnat (Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales) dejó la administración del Parque Bicentenario —un megaparque de 55 hectáreas, ubicado en Azcapotzalco, y que contó con una inversión de casi 2 millones de pesos en el gobierno de Felipe Calderón—.

De acuerdo con una investigación de Reforma, Semarnat consideró que que el Parque se encontraba “ocioso e improductivo“, la administración fue cedida al Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (INDAABIN).

Vecinos y miembros de la Unión Nacional de Técnicos y Profesionistas Petroleros denunciaron que hay planes para que el parques ea concesionado, se edifiquen viviendas de lujo y hasta una zona comercial. Sin embargo, las autoridades Federales así como la propia Semarnat han rechazado esta información y han dicho que el parque permanecerá abierto al público, sin que se destine para el desarrollo de un complejo habitacional.

El parque Bicentenario

El Bicentenario está ubicado en lo que fue la Refinería 18 de Marzo, de Pemex, y fue diseñado para que fungiera como un pulmón de la Ciudad de México, el segundo más grande del país después del Bosque de Chapultepec, pues el Bicentenario cuenta con cinco mil árboles.

Además, el parque tiene un auditorio al aire libre, un museo, un lago, cinco áreas de estacionamiento, cuatro jardines, tres invernaderos con bioclimas internos, una planta de tratamiento y un orquidario de rampas flotantes.

A este parque asisten cientos de capitalinos para realizar actividades recreativas en la ciclopista de 3.6 kilómetros, en las canchas de baloncesto, voleibol, voleibol de playa, futbol y en el gimnasio al aire libre.

Y eso no es todo, también se encuentra un área de picnic con 23 mesas y sillas y un skatepark, así como diferentes talleres.

El historial

La investigación de los reporteros de Reforma, Isabela González y Jorge Ricardo, reveló que en abril de 2016, a pesar de las funciones ambientales del Parque Bicentenario y su importancia como un espacio de recreación, se tramitó ante la Seduvi (Secretaría de Desarrrollo Urbano y Vivienda) un certificado de Uso de Suelo E/3/30, que permite la intervención en el parque y la construcción de: oficinas, comercios y servicios en el parque.

Después, en octubre del año pasado, el director de Servicios y Mantenimientos de Inmuebles de la Oficialía Mayor de la Semarnat, Porfirio Blanco, dio a conocer que el parque Bicentenario “ya no resulta necesario para los fines inicialmente concebidos“, de acuerdo con el oficio 512/DGRMTS/00690/2017.

La respuesta de Semarnat

Y a todo esto, ¿qué tienen qué decir las autoridades federales? De acuerdo con Reforma, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales explicó que desde noviembre de 2017 se inició el proceso de la entrega física, jurídica y administrativa del Bicentenario al INDAABIN.

El 12 de octubre del año pasado, la Semarnat dejó al Bicentenario en sus manos y desde el 31 de marzo de este año el INDAABIN tomó su control —en la consulta que Reforma hizo a Rafael Grajales, coordinador de asesores del instituto, se rechazó que el parque estuviera a disposición del INDAABIN y no se dieron más detalles—.

Sin embargo, ante la investigación, el Instituto de Administración publicó un tuit en el que aclaró que “NO será destinado para el desarrollo de proyectos de vivienda“.

El titular de Semarnat, Rafael Pacchiano, por su parte, desmintió que el Parque Bicentenario “se haya concesionado para construir viviendas de lujo y una zona comercial. El parque seguirá manteniendo el nivel que la gente demanda, para lograr su objetivo de siempre: estar abierto“.

Pero el detalle aquí es que Reforma encontró, a través del testimonio de un funcionario, que el parque había sido traspasado por la Semarnat porque “ya no tenía los recursos para su mantenimiento“. Un funcionario del Instituto reveló que el Bicentenario fue concesionado a un particular.

Los vecinos

Los vecinos del Parque Bicentenario, por lo pronto, ya lanzaron una petición en change.org para evitar su cierre:

Unidades habitacionales hay muchas y no es justo que la prioridad sea el dinero antes que la salud de los ciudadanos. O bien, si lo que buscan es privatizarlo, creo que habemos mucha gente que estaríamos dispuestos a pagar antes de su cierre“, se lee en la petición.

Mientras los vecinos denuncian el probable destino de este espacio, José Luis Luege, extitular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), pidió la intervención de Claudia Sheinbaum, próxima jefa de Gobierno CDMX, recupere el parque y se dé certeza un proyecto ambiental diseñado para todas y todos.