¡Ya 100tc cñor! Discusión en Facebook termina en balacera en Florida

Estallé y dejé que la furia me controlara“, fueron las palabras de un sujeto que fue arrestado por balear a otro, con quien sostuvo una discusión en Facebook y después todo salió de control.

Esta inusual historia sucedió en Florida, el lunes pasado, teniendo como escenario Facebook. Sí la red social que miles de personas utilizan para compartir estados, selfies e información pero que también es un terreno que se presta para los mensajes de odio y la violencia entre los usuarios.

Todo comenzó cuando Brian Sebring se topó con el mensaje de Alex Stephens, un expresidiario que escribió sus intenciones por opinar sobre la política en Estados Unidos, pero que “no podía votar“. Y entonces, la discusión se desató.

Entonces, un simple comentario desencadenó la furia de estos dos usuarios, pues Sebring respondió así, casual:

No debiste cometer un crimen… debiste ser un miembro productivo de la sociedad“.

Tras el mensaje, Alex Stephens respondió y como suele suceder en algunas conversaciones entre desconocidos que no están de acuerdo con uno u otro argumento —ya sea en Facebook, Twitter y hasta sitios de Internet— la discusión subió de tono y Stephens comenzó a escribir a la cuenta personal de Sebring.

En uno de esos mensajes, se amenazaron y hasta Stephens le dejó los datos de su casa a detalle para verse en vivo y “arreglar” las cosas cara a cara.

Y aunque lo ideal hubiera sido que esa discusión no continuara y que ni el afiliado al Partido Demócrata, Sebring, ni Stephens hubieran respondido las agresiones verbales; Sebring salió de su trabajo, llegó directo a casa para tomar su pistola y después condujo hasta el domicilio del hombre de 46 años.

Una vez afuera, tocó el claxon de su auto, Stephens salió, al parecer con un cuchillo, y fue justo ese momento en que Sebring disparó en contra del otro usuario de Facebook.

¿El saldo?

Alex Stephens resultó con heridas de bala en las piernas y en los glúteos, mientras que Sebring tuvo que pagar una multa de 9 mil 500 dólares.

Ya con la mente más fría, el demócrata confesó que se dejó llevar por la furia y las amenazas que Stephens hizo en contra de su familia —sí, amenazas en contra de un sujeto al que no conocía—.

De acuerdo con el diario Tampa Bay Times, Sebring está considerando seriamente acudir con el psicólogo e ir a “terapia” por haber “perdido los estribos de esa manera” —en una conversación con un desconocido, con antecedentes penales por robo y posesión de cocaína—.

Todo por una discusión sobre política pero que reveló el nivel de neurosis que los usuarios suelen manejar al calor de las redes sociales.

Foto de portada: Departamento de Policía de Tampa.

Comentarios