La licencia para matar canguros en Australia debido a la sequía 😩

En Australia, el número de canguros ha aumentado considerablemente. La abundancia de pasto y de plantas ha provocado un crecimiento exponencial de la especie, misma que incluso ha sido vista por los granjeros y por el mismo gobierno como una plaga.

Pero este problema no es el único. 

Recientemente, el Departamento de Industrias Primarias -DPI- del país registró que cada zona del estado de Nueva Gales Sur está afectada por condiciones secas, con casi un cuarto del territorio clasificado como en “sequía intensa”. 

Durante el mes pasado, se registraron menos de 10 milímetros de lluvia en las áreas occidental, noroccidental y central del estado.

Foto: Emol.com

Por las anteriores razones, los canguros están reaccionando al cambio en su entorno y se acercan más de lo normal a los asentamientos humanos. Cada vez con más frecuencia se pueden observar a estos mamíferos en busca de agua y comida.

Ante esta situación, el gobierno australiano ha tomado una decisión que generó enojo entre las asociaciones protectoras de animales y de conservación de especies: hacer aún más flexible la legislación del sacrificio de canguros para los afectados. 

Seguramente se preguntarán si es legal… y así es 

Como respuesta a la creciente población de canguros, el gobierno comenzó a emitir licencias para sacrificar/matar canguros. Es decir, que solo quien cuente con una de estas licencias puede disparar en contra de los mamíferos siempre y cuando supongan una invasión en sus propiedades.

De acuerdo con el sitio Animal Law de la Universidad del Estado de Michigan, en los últimos 20 años se han asesinado legalmente aproximadamente 90 millones de canguros y wallabíes con fines comerciales.

Foto: ABC News

De acuerdo con el medio australiano ABC News, un productor de corderos en Somerton, a las afueras de Tamworth en Nueva Gales del Sur, Andrew Davidson, afirmó que los canguros están compitiendo por las reservas nacionales de agua y comida con el ganado. 

Es por eso que lo que entró en vigor esta semana, a grandes rasgos, fue una flexibilización de las leyes en este sentido para control de la población, misma que incluye:

  • Los agricultores ahora podrán solicitar el línea o por teléfono la licencia para disparar a estos animales, en vez de hacerlo en persona
  • Los animales sacrificados ya no tendrán que etiquetarse o ponerse a disposición del control gubernamental. Ahora la carne puede usarse sin fines comerciales, incluida la que es para cebo.

Obviamente no todos están de acuerdo 

Para el profesor de vida silvestre y activista de animales, Steve Garlick, la decisión del gobierno es peligrosa, ya que ahora los “vaqueros” que tienen armas de fuego tienen licencia para salir y matar a cuantos canguros quieran. 

Realmente abre la puerta a ese elemento de la sociedad que piensa que puede salir y divertirse el viernes por la noche con unas latas de cerveza y un arma”, explica.

La cosa es que sí son varios los peligros de abrir así la autorización, independientemente de las restricciones de protección animal que existen:

  • Los permisos están destinados a garantizar que los canguros sean asesinados de una manera particular con el fin de minimizar el dolor y sufrimiento. Pero es muy difícil garantizar que los canguros sean asesinados de manera humanitaria porque el sacrificio suele ser por las noches.
  • Otro factor desafortunado es que a veces los canguros bebés también son sacrificados como parte del proceso. Es decir, si alguien mata a una hembra que lleva a un bebé en su bolsa, debe matarlo también para evitar que muera de hambre.
Foto: Dreamstime

Esperemos que dicha legislación no se salga de control llevando a la población de canguros de una sobrepoblación a un riesgo de extinción ☹️

Comentarios