¡Ponte sotana! El túnel más humillante del año sucedió en Sudáfrica

Sibusiso Mbonani tiene 31 años y juega como defensa en el Polokwane City de la liga de Sudáfrica y le dio la vuelta al mundo al ser víctima de uno de los túneles más humillantes del año.

Su equipo encaró al Mamelodi Sundowns y perdía en tiempo agregado 2-0, es decir, el partido estaba sentenciado, sin embargo le tocó probar el trago más amargo del partido cuando intentó frenar al mediocampista Themba Zwane, de 29 años.

Zwane se escapó a toda velocidad por la izquierda y antes de entrar al área rival se topó con el defensa a quien eludió con un sutil toque al balón, que se escabulló entre las piernas de su oponente.

Sin embargo la peor parte para el defensa sucedió cuando intentó detener su carrera y cayó al césped de una forma totalmente descompuesta y su cabeza rebotó en el pasto. Sólo el orgullo lo obligó a ponerse de pie y seguir la jugada como si nada.

 

Al final del partido, Zwane fue reconocido como el mejor jugador del partido y se disculpó por su jugada, que inevitablemente se convirtió en un fenómeno viral.

“No quise avergonzarlo, pero vino corriendo hacia mí a toda velocidad y sus frenos fallaron en un momento crucial. Me disculpé con Mbonani después del partido, pero él me dijo que me pararía en la segunda vuelta”, declaró.

Estamos hablando de:

Sibusiso Mbonani Themba Zwane

Notas relacionadas:

Comentarios