Habrá censo “para saber qué necesita cada familia”, explica Olga Sánchez Cordero

Vayan preparando su lista de deseos, porque próximamente pasarán a sus hogares los representantes de la república amorosa-austera-anticorrupción para preguntar: “a ver, qué queye el ciudadano”. Así lo adelantó la futura titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Los encargados de este plan (que nada tiene que ver con el pitorreado Registro Nacional de Necesidades de Cada Persona de José Antonio Meade… noooo, nada) serán los polémicos delegados estatales, así como los 264 delegados regionales que tendrá el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Según explicó Olga Sánchez Cordero, el censo que ejecutarán los susodichos será uno de los pasos para ir eliminando las coordinaciones de los programas sociales. Así, sabiendo bien, bien, qué necesita cada ciudadano se irán bajando los recursos, con el objetivo de acabar con las burocracias y que el apoyo llegue directamente a quienes lo necesitan.

“El tema es que nos vamos a concentrar en el territorio y en el contacto directo. Es decir, se va a trabajar, por instrucciones del presidente electo, de abajo hacia arriba, sin intermediarios. Desde la familia. Se va a censar a adultos mayores, personas con incapacidad, jóvenes, adultos, para tener claro cuáles son las políticas que se dará a cada familia en particular”.

Oga Sánchez Cordero
Foto: Proyecto Puente

De acuerdo con la futura titular de la Segob, los coordinadores estatales cambiarán de nombre y desde ahora pueden ser conocidos como delegados de programas integrales de desarrollo, bajo la coordinación del secretario de Organización de Morena, Gabriel García.

Olga Sánchez Cordero también mencionó que, durante el censo, se les mencionará los ciudadanos la existencia de los nuevos programas de apoyo a jóvenes y personas con capacidades diferentes, esto con el fin de que se anoten quienes lo necesiten. El presidente pidió que se informe “de los programas de becas del empleo Jóvenes construyendo el futuro, de la salud, que se tenga acceso a los servicios en el lugar, que no se tengan que transportar una o dos horas para esperar una atención médica, y que se otorguen de forma gratuita”.

Y a todo esto, ¿por qué los coordinadores (ahora delegados) estatales han sido tan polémicos? Bueno, pues porque en su representación del presidente electo, uno por cada entidad de la República y con la misión de ir viendo cómo se reparte el gasto federal, se vislumbra que serán figuras que compitan con los gobernadores del Estado. Al respecto, Olga Sánchez Cordero aseguró que no habrá tal competencia, ya que los recursos federales llegan a las entidades por ley… y ésta no será modificada. Lo que buscarán los delegados de AMLO será ayudar a que los recursos lleguen directamente a los más pobres, aclaró la exministra.

Comentarios