De empleada de confianza a ‘chiflada’, así calificó Trump a exdirectora de Comunicaciones

Un día eres integrante de su equipo y al otro eres considerado o considerada una “chiflada”, esto le sucedió a Omarosa Minigault, exdirectora de Comunicaciones de la Oficina de Enlace Público de la Casa Blanca, con Donald Trump, quien arremetió en su contra después de que revelara un par de conversaciones con el magnate.

¿De qué iban estas conversaciones?

Se supone que eran pláticas que mantenían en privado y en las que se revela, entre otras cosas, el momento en que Trump lamenta el despido de Omarosa Minigault o frases y términos “racistas” que el mandatario utiliza para referirse a la gente de color, por ejemplo “nigger”.

Ante estas revelaciones, a Donald Trump sólo le quedó contestar, como es ya su costumbre, en Twitter.

Trump vs Omarosa

La chiflada Omarosa, que fue despedida en tres ocasiones en The Apprentice, fue ahora despedida por última vez. Nunca tuvo éxito, nunca lo tendrá. Me pidió trabajo con lágrimas en los ojos. La gente en la Casa Blanca la odiaba. Ella era incisiva, pero no inteligente“, fue el mensaje que Trump dedicó a su excolaboradora.

Y con detalles sobre cómo decide dar un empleo o un alto cargo en la Casa Blanca —”me pidió trabajo con lágrimas en los ojos”, todo un caballero, ¿no?—, el mandatario explicó que eran pocas las ocasiones en las que se encontraba con ella, pero eso sí: escuchaba historias “realmente malas” acerca de Omarosa.

Omarosa Minigault y Donald Trump. Foto: Getty Images.

En esta serie de tuits dedicados a Omarosa, Trump se dio el tiempo de detallar el desempeño y el perfil de Omarosa:

“Era desagradable con la gente y constantemente faltaba a sus reuniones y trabajo. Cuando el general John Kelly entró a trabajar me dijo que era una perdedora y no presentaba más que problemas”.

Además de esta falta de tacto en cuanto al protocolo y cómo manejar los asuntos internos en la Casa Blanca, Donald Trump le entró duro al “fíjate, Paty…” para deshacer la imagen de Omarosa.

Omarosa Manigault

La decisión, como muchas otras, de Trump para integrar a Omarosa a su equipo de trabajo fue polémica, pues además de que llegó a ser parte de su personal de confianza en la Casa Blanca, Manigault también había compartido panel con el magnate en el programa de televisión “The Appretince”.

Sin embargo, su paso por la Casa Blanca no resultó del todo brillante y fue despedida sin que en realidad se supieran las razones. Lo que sí fue un hecho, es que después Manigault regresó a los medios de comunicación para revelar las conversaciones privadas que sostuvo con Donald Trump.

Manigault ahora alega que “nigger” es uno de los términos despectivos que el presidente de Estados Unidos utiliza para referirse a las personas de color y antes de la publicación de su libro “Desquiciado” (“Unhinged“), en el que revela cómo le fue en su paso por la Casa Blanca, decidió dar a conocer estas conversaciones.

Además del presidente, la vocera Sarah Sanders también salió a criticar a Omarosa, pues sus grabaciones “afectan” a la seguridad gringa.

**Foto de portada: Getty Images.

Comentarios