Aquí nos tocó vivir

Así han sido los aumentos de OHL en el Circuito Exterior Mexiquense

Tu destino en minutos“, es el slogan del Circuito Exterior Mexiquense (CEM) que fue promovido como una de las obras más importantes en el gobierno de EPN en el Estado de México (2005-2011) y que, sin embargo, ha resultado ser uno de los proyectos más costosos para los mexicanos, quienes tienen que pagar constantes incrementos en casetas de peaje.

Y es que el CEM ha resultado un dolor de cabeza y un golpe a la economía de sus usuarios, pues tan sólo este año se han registrado dos incrementos en el costo de sus tarifas —el domingo pasado se registró un incremento de entre el 5 y el 10% en las casetas de cobro, mientras que en febrero de este año también hubo un alza del 6.2%—.

Si bien sabemos que en Estado de México el costo del transporte no es nada barato, el precio de sus carreteras no se queda atrás.

Y el CEM, que constituía una alternativa para quienes se trasladan a CDMX por motivos laborales, ahora resulta ser una vía de alto costo para los usuarios, que han tenido que sortear los aumentos de la compañía  Obrascón Huarte Lain (OHL), aprobados por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Un poco de historia: el Circuito Exterior Mexiquense

La historia del CEM lleva ya varios sexenios —el de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto—, que va desde la concesión del proyecto hasta la finalización de las cuatro etapas en las que fue construido.

Todo comenzó en 2003 cuando el Gobierno del Estado de México, administrado por el priista Arturo Montiel, dio la concesión del proyecto de la autopista del Circuito Exterior Mexiquense a CONMEX (Concesionaria Mexiquense, que forma parte de OHL).

Y en el contrato, la concesión para la “construcción, explotación, operación, conservación y pavimento” del CEM quedó en manos de OHL por una temporalidad de 30 años. Sin embargo, el contrato cambió en 2012 y la responsabilidad de esta compañía sobre el Circuito se prolongó hasta 2051.

Esto quiere decir que la conservación y los precios del Circuito Mexiquense se adecuarán a OHL y los automovilistas y usuarios, tendrán que adecuarse a los costos en las casetas.

Las tarifas

El anuncio del segundo incremento en las tarifas del CEM, en este año, no causó sorpresa pero sí la indignación de los usuarios, pues aunque el incremento varía conforme a las casetas, el porcentaje del incremento no ayuda en nada.

Va un ejemplo, los automovilistas y usuarios que transiten por la caseta de Los Héroes, por un tramo de sólo dos kilómetros tendrán que pagar 15 pesos —un peso más— y en el paso de Tultepec se pagarán de 69 a 78 pesos.

En las Américas los usuarios tendrán que pagar de 52  a 55 pesos por un recorrido de seis kilómetros.

Foto: ohlmexico.com.mx

De acuerdo con las tarifas en la página del CEM, los precios oscilan de los 8 pesos a los 114 pesos.

Captura de pantalla: circuito.mx/tarifas/

Y si comparamos los costos con otras carreteras del país, según datos de David Gerson García, diputado federal:

El Circuito Exterior Mexiquense es uno de los más caros, pues si un automovilista utilizara las 31 casetas del CEM —los 110 kilómetros que conectan con las carreteras México-Querétaro, México-Puebla, México-Pachuca y México-Tuxpan,Ecatepec y Zumpango en el Estado de México—, gastaría alrededor de mil 3 pesos, un poco menos que los mil 130 pesos que gastaría si hace un viaje de CDMX al puerto de Mazatlán, Sinaloa, lo que es un trayecto de mil 23 kilómetros.

Y, ahí está el problema.

¿Las ganancias?

Concebido en etapas, la Fase I cuenta con 52 km en servicio desde 2005, la fase II inició sus operaciones de cobro en enero de 2010, la Fase III se inauguró, un tramo de 10 km en septiembre de ese mismo año, y a finales de abril de 2011 fue inaugurado el último tramo de la Fase III, dando un total de 110 kilómetros en operación“, detalla OHL.

Sin embargo, pese a la logística y la proyección del servicio, Gerson García presentó un punto de acuerdo en la Cámara de Diputados para que la SCT atendiera los reclamos de los usuarios, pues el CEM es peligroso, carece de servicios y, además de todo, las tarifas en las casetas de cobro son altas.

De acuerdo con datos del diputado federal, cada mes se registran entre 25 y 30 choques debido a la falta de mantenimiento y-ojo- a la falta de los señalamientos viales, el deterioro del asfalto y la formación de baches.

Los aumentos 

Aún con estas inconsistencias, el punto de cobro en Jorobas quedó en 144 pesos, el de Chalco 80 pesos y Tultepec en 78.

El año pasado, el precio la caseta de cobro de Jorobas era de 104 pesos, de Chalco de 71 pesos y Tultepec en 69.

Sin embargo, los aumentos se deben a que OHL no ha recuperado su inversión, ni su tasa de retorno“, ha argumentado la empresa. En 2015, este dato detonó la polémica, pues los incrementos no fueron sólo para determinado año, sino que han sido constantes.

Pero ojo aquí: datos de Proceso indican que el CEM representa más del 51% de las ganancias de OHL en México.

¿Entonces?

A principios de enero de 2010, los mexiquenses tuvieron que ajustar sus gastos frente a los primeros incrementos —el tramo de Nezahualcóyotl a Huehuetoca se costeaba en 113 pesos por aquel tiempo en el CEM Bicentenario-.

Luego, en 2013 y 2014 se dejó caer un incremento del 6%, mientras que en 2015 se estipuló un 4%. En 2017 el incremento fue también del 4%.

Finalmente, en 2018 llegamos a dos aumentos en un intervalo de seis meses. Pero para los próximos tres años se prevé que aumente en un 6%.

Es por ello que los usuarios mexiquenses han pedido una tregua y se encuentran en negociaciones con la empresa española y el gobierno del Estado de México para que se conseguir “un descuento”.

Pero de estas peticiones, también están las cuentas por saldar con la población de Texcoco y Tultepec, que han demandado a la empresa por los ejidos que se utilizaron para el CEM, uno de los proyectos más ambiciosos e impulsados por EPN y Gerardo Ruiz Esparza durante su gestión en el Estado de México.

Comentarios