Exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, quedó absuelto del caso Kia

Este martes, el exgobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina, la libró en el ‘caso Kia’ en su contra. Después de dos años de juicio, el Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal le otorgó un amparo ya que no encontró datos de prueba que justificaran los delitos de los que está acusado, así como su intervención en el caso.

Es decir, su vinculación a proceso se fue para abajo y quedó absuelto. Era acusado por delitos de peculado y contra el patrimonio del estado. 

Lo que determinó el juez fue que la Fiscalía Anticorrupción no pudo precisar los hechos de los que se le acusaba, por lo que se violó su derecho a una defensa adecuada.

¿De qué estaba acusado? 

En noviembre de 2015, la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León (ya bajo el mandato de Jaime Rodríguez Calderón ‘El Bronco’) publicó una serie de convenios que existían entre Rodrigo Medina (en su calidad de gobernador) y la empresa coreana Kia Motors.

Se aseguró que durante la pasada administración, se regalaron terrenos a la empresa, además de perdonar 20 años de impuestos y facilidades de financiamiento.

Los terrenos, en el municipio de Pesquería, alcanzarían los 840 millones de pesos. Fernando Turner Dávila, secretario de Desarrollo Económico, explicó que los “apoyos” eran estímulos para que la empresa se instalara, pero alcanzaron los 8 mil 285 millones de pesos.

Entre las cosas a las que estaba comprometido el gobierno del estado eran:

  • la construcción sin costo de un tanque con capacidad de un millón de galones de agua.
  • una estación de bomberos con disponibilidad permanente para la planta, agregándole una unidad especial para el manejo de material peligroso.
  • un centro de entrenamiento y capacitación para personal, mismo que tendría un costo de hasta 15 millones de dólares

Comentarios