Virales

Por no tener permisos, Profepa decomisa tarántulas que restaurante ofrecía en tacos

“¿Quién pidió una orden de los que ‘sí pican’?”, preguntó el taquero antes de ser detenido y ver cómo los agentes de la Profepa decomisaban las tarántulas que tuvo a bien incluir en su exótico menú.

Bueno, así no ocurrió… pero casi. De acuerdo con un comunicado de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), los del restaurante “México en el paladar”, ubicado al interior del mercado de San Juan, en la CDMX, presumieron en redes sociales la incorporación de un nuevo ingrediente a sus tacos. Nada ilegal… pero que sí necesitaba uno buenos permisos para ser comercializado: tarántulas caderas rojas (Brachypelma vagans).

n atención a publicación en redes sociales, inspectores realizaron visita a “México en el Paladar”donde encontraron 4 Tarántulas caderas rojas, flameadas y doradas
Foto: @PROFEPA_Mx

Según la instancia federal, al acudir al referido local y pedir una orden con todo, el dueño del restaurante no pudo demostrar la procedencia legal de las patonas, las cuales – por cierto – eran servidas luego de ser chamuscadas de manera manchada con un soplete por un experto chef, como se puede ver en el bonito video promocional.

Aunque las tarántulas ya estaban muertas y listas para ser degustadas en tacos, la Profepa realizó el respectivo decomiso, argumentando que la especie se encuentra listada en el Apéndice II de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés).

Así que, con base en el artículo 119, capítulo IV, de la Ley General de Vida Silvestre (LGVS), los representantes de la Profepa procedieron a asegurar de manera precautoria los ejemplares. Según lo que el propio restaurante indica en sus redes sociales, el costo de cada taco es de 500 pesos.

n atención a publicación en redes sociales, inspectores realizaron visita a “México en el Paladar”donde encontraron 4 Tarántulas caderas rojas, flameadas y doradas
Foto: @PROFEPA_Mx

Aunque muchos se llevan peores cosas a la boca y ya mero sacan las papas nomás de pensar en darle una mordidita a una tarántula, deben de saber que el mercado de San Juan es un lugar bastante visitado en la Ciudad de México. Unos porque de a tiro sí les encanta la carne de búfalo o jabalí, otros nomás  por hacerle al Anthony Bourdain y probar nuevos sabores. Lo cual está bien, sólo hay que checar que el local cuente con las licencias para ofrecer las especies del menú. Digo, no en cualquier lugar se consigue un cocodrilo para hacer hamburguesas (platillo que se ofrece en “México en el paladar”, por cierto).

Comentarios