Deportes

Así se puso la bronca entre Dodgers y Gigantes en Grandes Ligas

Grandes Ligas ha implementado nuevas reglas con la finalidad de acelerar los partidos y que éstos no duren más de tres horas, a menos que se traten de juegos que requieran extra innings (los tiempos extra del beis).

Estas reformas para hacer del beisbol un deporte más atractivo y dinámico, tiene como objetivo principal llamar la atención de nuevos aficionados, sin embargo, las nuevas reglas tal vez no tenían contemplado que un partido de nueve entradas durara más de tres horas por una pequeña gresca con más de 30 jugadores involucrados.

Pues esto sucedió en el partido de temporada regular entre los Dodgers de Los Ángeles y los Gigantes de San Francisco, específicamente en la baja de la séptima entrada, cuando el cubano Yasiel Puig y Nick Hundley se hicieron de palabras y de las palabras se trasladaron a los empujones.

 

Las bancas se vaciaron de inmediato y se armaron los catorrazos, mismos que terminaron muy cerca de las gradas para deleite de algunos aficionados y para el susto de otros.

“Cuando fallé el lanzamiento, supe que era el mejor lanzamiento que Watson me iba a tirar, así que estaba un poco molesto. (Hundley) me dijo que dejara de quejarme y volviera al juego. Cuando me puse cara a cara, también me dijo que me alejara, así que me enojé”, dijo Puig.

No sabemos quién ganó la pelea, pero los jugadores que empezaron la pelea, Yasiel Puig y Nick Hundley fueron expulsados, el partido quedó 2-1 a favor de San Francisco y la rivalidad entre estas dos franquicias, una de las clásicas de Grandes Ligas, quedó más candente que de costumbre.

Comentarios