‘Los periodistas no son el enemigo’: la respuesta de la prensa a Trump

Durante su gestión como presidente de Estados Unidos, Donald Trump ha criticado a los medios de comunicación que publican datos e información que no resulta favorable para la Casa Blanca. Y en su discurso de desacreditación los ha calificado como “enemigos” del pueblo y creadores de fake news, sin embargo, ante la agresividad en su discurso, más de 300 periódicos  y revistas publicaron, el día de ayer, una editorial para defender su voz y la libertad de expresión en este país.

“Los periodistas no son el enemigo del pueblo” es la consigna que rebate a Trump, en una convocatoria hecha por The Boston Globe y a la que se unieron periódicos locales y hasta The New York Times, para hacer presente la libertad de prensa, estipulada en la primera enmienda de la Constitución.

Y en este pronunciamiento general, no hubo descalificaciones sino ideas y argumentos sólidos para demostrar que el discurso del mandatario resulta peligroso.

¿Para quiénes?

Para los periodistas y también para los estadunidenses.

En la editorial de The Boston Globe está el ejemplo de lo que implica un discurso engañoso entre la población: el 51% de los republicanos cree que  los medios de comunicación son “el enemigo”.

Sin embargo, como en cualquier país, la prensa está para monitorear y cuestionar el poder. Y no se trata de una idea reciente, pues este argumento encontró sus raíces en las palabras de John Adams, quien fue el segundo presidente de Estados Unidos.

“Insistir en que las verdades que no te gustan son ‘noticias falsas’ es peligroso para la democracia”

The New York Times también le entró al llamado y en su editorial cuestionó las acciones del presidente y su administración.

De nueva cuenta, puso el énfasis en el peligro que implican las palabras del presidente, quien tendría que promover el derecho a la libertad de información y prensa. Sin embargo, no lo ha hecho y se ha escudado en las “fake news” para desacreditar a todo aquel que lo señale.

Y aunque revistas y periódicos locales se unieron en la convocatoria de The Boston Globe, esto sólo implica el primer paso, pues de acuerdo con Ken Paulson, exdirector de Usa Today, los medios tendrían que armar una campaña más amplia para resaltar la importancia de la libertad de prensa en Estados Unidos.

La división

Las más de 300 publicaciones encontraron en las palabras la mejor argumentación para decir que “no son el enemigo de nadie” y hacer consciencia sobre las palabras de Trump, que han servido para dividir a la nación, entre sus seguidores y aquellos que cuestionan su poder.

En cuanto a los periodistas, ellos ya han resentido el impacto de la división, ya que al cubrir los mítines tienen que aguantar los ataques verbales de los fans del mandatario y luego los del propio Trump, que ha demostrado su “inconformidad” con CNN, medio al que se le segregaba de las conferencias de la Casa Blanca.

Y es que vale recordar que, en muchas ocasiones, las fake news vienen de la Casa Blanca, entre las declaraciones de Trump y las aclaraciones de sus voceros.  Pero pese al llamado de la prensa, el magnate les dedicó un tuit con el siguiente mensaje, empeñándose en dividir opiniones:

“Son el partido de oposición. Es muy malo para nuestro país. ¡Pero estamos ganando!”

LEER: Trump arremete contra medios y termina aceptando reunión de su hijo con gente de Rusia

**Foto de portada: The Boston Globe.

Comentarios