¡Zas! Investigan a contralmirante de la Semar por lavado de dinero

Antes de que termine el sexenio de EPN, aún hay cuentas pendientes que sus colaboradores tienen con la justicia. Y en esta ocasión la historia la protagoniza el contralmirante en retiro Vidal Preciado Díaz Mirón y la empresa de su hijo que enfrentan una investigación por presunto lavado de dinero e incumplimiento de contratos con la Secretaría de Marina.

De acuerdo con una investigación de Reforma, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) ya ordenó el congelamiento de las cuentas bancarias de Vidal Preciado, de quien se cree que pertenece a una organización creada para obtener recursos de la Semar (Secretaría de Marina) de manera ilícita.

Además, en esta estructura Vidal Preciado también está vinculado con una empresa que se ha beneficiado con contratos y adjudicaciones de la Semar.

Los contratos

En esta historia de corrupción, se sabe que la Marina terminó tres contratos con Mexican Center of Communications and Naval Services (MCCNS) —que es propiedad del hijo del contralmirante en retiro, Vidal Preciado Flores—.

Los contratos se basaban en la venta de radares y calibración de equipos marítimos.

Sin embargo, el 9 de abril pasado la Semar, mediante el Órgano Interno de Control (OIC), publicó tres decretos sobre el termino de estos contratos adjudicados en 2014, 2015 y 2016 a la empresa del hijo de Vidal Preciado Díaz.

Irregularidades

Uno de los datos que más ruido han provocado en la investigación es que los contratos que fueron dados a la compañía Vidal Preciado Flores no están registrados en Compranet o en el portal de transparencia de la Marina.

Y, ¿luego? Pues sólo el detalle de que se desconoce por cuánto fue el monto de los contratos.

Sobre por qué la Semar decidió terminar la “colaboración” con MCCNS, la razón está en que la compañía no entregó los materiales que se acordaron.

El contrato 13-SCIA/037-2015  se anuló porque la empresa no hizo las pruebas HAT/SAT—la calibración de equipos marítimos, como radares o el entrenamiento para dos personas—.

Es decir, se trató por incumplimiento en el contrato.

Además, el 26 de junio, la Secretaría de la Función Pública inhabilitó a MCCNS para recibir más contratos durante tres años y tres meses. Finalmente, el 31 de julio, en Colima, se concedió un amparo a Preciado Díaz Mirón contra el congelamiento de sus cuentas.

Vinculación con un crimen

Para el contralmirante los problemas no terminan con los contratos y el caso de lavado de dinero, pues también está el caso del homicidio de Néstor mariano Marín, exconductor de Uber, quien fue ejecutado de un balazo en la cabeza, en las oficinas de Magnia Corporate de Mérida, donde la empresa del hijo de Vidal Preciado tiene sus oficinas.

El problema está en que Preciado Flores ha sido vinculado con este crimen.

De acuerdo con la Fiscalía General de Yucatán, el hijo del contralmirante sacó el cadáver de su oficina con ayuda de su asistente.

Y el testimonio de la asistente refuerza el caso contra Preciado Flores, pues ella declaró que “su jefe” la amenazó de muerte y la obligó para sacar el cadáver del edificio y abandonarlo en un basurero. Sin embargo, pese a la declaración poco se sabe de Preciado Flores, quien se encuentra prófugo desde marzo y cuenta con acusaciones penales y accidentes de tránsito -relacionados con droga- en Yucatán.

Comentarios