Mundo

No se le hizo al niñote… Pentágono suspende desfile que Trump quería

Prepárense porque los próximos días Donald Trump va a estar más berrinchudo que de costumbre. Este año no podrá presumir un desfile como el de Macron. Mejor dicho, como el de Francia.  El Pentágono le dijo “no manches güey, nos sale 80 millones de dólares más caro”.

Será hasta 2019 (y eso, veremos) cuando se le pueda dar gusto al capricho que tiene Trump de ver marchar a los soldaditos del Ejército estadounidense. Como les informamos hace unos meses, luego de ver el desfile militar que se hace en Francia con motivo de la Toma de la Bastilla, el republicano dijo “yo quiero uno así”… y aunque el Pentágono le dio el avión, ahora ya avisó que este año no.

De manera oficial, el Departamento de Defensa anunció ayer que el evento se pospone para 2019. Provisoriamente, este año se hubiera efectuado el 11 de noviembre, Día de los Veteranos… pero ahora los de Defensa indican que se habrá de “explorar oportunidades” el próximo año. Es decir, que ni siquiera es seguro que se vaya a realizar.

La principal razón para aplazar el desfile que le iba a presumir a Macron es lo costoso del evento militar. De acuerdo con lo que el Departamento de Defensa informó a la NBC, el gobierno tendría que desembolsar cerca de 92 millones de pesos… ¡80 millones más de los que se había calculado inicialmente!

El anuncio del desfile – hecho en febrero pasado – generó diversas críticas, no sólo de los demócratas, sino de los propios republicanos. La razón es simple: se tomó como una celebración al autoritarismo de Donald Trump… y la forma en que hizo la solicitud del desfile no ayudó mucho a debilitar la acusación. De acuerdo con The Washington Post, cuando Trump pidió al Pentágono organizar el evento lo hizo así: “Quiero un desfile como el de Francia”.

Pese a su poderío militar, los desfiles del Ejército en Estados Unidos no son muy comunes. ¿Como para qué?, si la forma en la que ellos presumen sus armas es en acción. De hecho, el último desfile de ese tipo se dio en 1991. De alguna forma, estaba justificado: fue después de que los gringos ganaron la Guerra del Golfo. Es decir, como bien señalan los de la Deutsche Welle, usualmente son celebraciones postbélicas. Pero el niñote quería el suyo…

Comentarios