What? Levantan una gigantesca estatua satánica en Arkansas

Una gigantesca estatua de bronce se levantó a las afueras del Capitolio de Arkansas y sí, venía con todo el show: alas, cabeza de cabra y pentagrama. Extrañamente no era el escenario para un concierto metalero, ni el inicio de una sesión satánica. En realidad, es una protesta a favor de la libertad religiosa, la separación de Iglesia-Estado y una manera de ridiculizar al gobierno local.

En el 2017, el gobierno de Arkansas decidió colocar un monumento a los 10 Mandamientos. Entonces, la banda se juntó para demostrar su desprecio y levantar un Baphomet a las afueras del palacio legislatico. “Si vas a poner un monumento religioso, entonces pon algo de todas las demás creencias. Si eso no te gusta, mejor no pongamos nada”, decía Ivy Forrester, una satanista que organizó la manifestación.

estatua-satanica-arkansas
Baphomet // Foto: @KATVMarine

Al final, la estatua de Baphomet —encargado del purgatorio de los siete infiernos— terminó por ser quitada con la misma velocidad que apareció.

Eso sí, los manifestantes locales se han salido con la suya contra el monumento de los 10 Mandamientos: menos de 24 horas después de que instalaran la tablita con el ‘No robarás’, un hombre estampó su coche contra ella y la destrozó. Cuando quisieron regresarla, la Suprema Corte dijo que era anticonstitucional y tuvieron que guardarla. Sin embargo, eso no ha terminado la lucha de los cristianos de la localidad. 

monumento-arkansas-10-mandamientos
El controvertido monumento // Jason Rapert

El monumento de los 10 Mandamientos fue una propuesta del senador —republicano, obvio— Jason Rapert, que hizo su berrinche dio una declaración a través de su cuenta de Facebook. “El infierno se va a congelar antes de que nos obliguen a levantar una estatua ofensiva en el terrento del Capitolio de Arkansas”, escribió en un momento de ironía involuntaria.

Mientras Rapert recordaba que la Constitución norteamericana prohibe darle más importancia a una sola religión, también decía que Estados Unidos es “una nación bajo Dios para siempre”.

El levantamiento de la estatua satánica fue un evento pacífico. Sin embargo, sí hubo protestas de los cristianos en la localidad. Los reportes locales dicen que un ministro cristiano terminó siendo retirado “por levantar un palo de madera” y los manifestantes —que cargaban versos de la Biblia en sus letreros— fueron invitados a retirarse amigablemente.

Comentarios