No solo es el sexo en vía pública: Estas son las nuevas reformas en Guadalajara

Este jueves, Guadalajara ocupó los titulares por quitarle a París el título de “La Ciudad del Amor”. Gracias a sus controvertidas reformas a las ordenanzas de sexo en la vía pública, la capital de Jalisco ya se estaba preparando para recibir a todos los atrevidos turistas del país. Sin embargo, antes de agarrar maletas —con poca ropa— conviene saber que estos cambios al reglamento son mucho más que eso. 

Primero lo primero: Tener relaciones sexuales en parques, autos, jardines, banquetas y todos los lugares que su imaginación les pueda ofrecer sigue siendo una falta administrativa. Los cambios al reglamento significan que los policías no podrán llegar ‘a molestar’ a menos que haya una queja o denuncia de parte de otro ciudadano. 

O sea, si no molestan a nadie y nadie ‘los acusa’, dense. 

En una entrevista con Guadalupe Morfin, regidora de Guadalajara, confirmó que en los tres años que llevan de administración solo se han registrado 3 casos de parejas remitidas a los separos por estas románticas faltas administrativas. Entonces, el Ayuntamiento tomó esta decisión para evitar “las cifras oscuras” de jóvenes que, en lugar de terminar en el MP, terminaban siendo extorsionados por los policías. 

Aunque “la de ocho” sin duda fue que los besos y arrumacos tendrán más libertades en La Perla Tapatía, las modificaciones al reglamento del Ayuntamiento y Buen Gobierno de Guadalajara son una serie de medidas que traen de todo: cambiaron las regulaciones en las trabajadoras sexuales, agregaron especificaciones en contra de la violencia de género, defensas de grupos vulnerables y buscaron darle garantías a periodistas y activistas. Así que pa’ explicarlo vámonos por puntos.

En cuestión de prostitución, Guadalajara cambió el Artículo 14 fracción IV —no se duerman— para quitar de sus faltas administrativas a quienes “promuevan, ejerzan y ofrezcan” esta práctica. Así, solamente se ganarán una visita a los separos aquellos que “demanden en forma ostensible” servicios sexuales.

De acuerdo a Guadalupe Morfin, estas medidas fueron tomadas para “proteger a las trabajadoras sexuales en la vía pública (…) ya que son las más vulnerables y el eslabón más débil” en esta cadena.


En el tema de periodistas y activistas, agregaron un párrafo importante. Antes, “desacatar y oponer resistencia a los mandatos de las autoridades” era una violación al reglamento. Ahora, agregaron específicamente que si se desacatan las órdenes con el fin de documentar, fotografíar o filmar las actividades policiacas no se está haciendo ninguna falta administrativa. Así que ‘los polis’ no pueden reclamar.

Hablando de reclamar, agregaron una medida para que los servidores públicos tengan “la piel más dura” —de acuerdo a Morfin— pues el apartado XIII del Artículo 13 dice que no es falta “proferir o expresar insultos contra los servidores públicos”. 

Eso sí, ese último punto  solo aplica si se está haciendo manifestaciones, protestas y en el marco de la libertad de expresión. Así que tampoco se manchen. 

También hay una parte importante: “En Jalisco estamos viviendo una alerta de violencia contra mujeres”, decía Guadalupe Morfin, la regidora de la ciudad. Ante eso, agregaron a todos los artículos disposiciones de equidad de género y especial cuidado y vigilancia ante crímenes de odio. Además, hacen hincapié en protecciones contra niñas y mujeres ante “prácticas discriminatorias y de sumisión”. 

A esos, agréguenle protecciones “a las familias” —así en plural “porque hay varios tipos”—, a los adultos mayores, a los niños, a las personas con capacidad y a las personas con raíces indígenas.

*Foto destacada: Héctor Jesús Hernández / UdeGTV

Comentarios