Dice EPN que actualmente en México hay un “endeudamiento razonable”…. ¿será?

Este viernes, durante la inauguración del Hospital General Manuel Velasco, el presidente Enrique Peña Nieto afirmó que la estabilidad económica ha sido una de las prioridades para su administración. Señaló que actualmente existe en México un “endeudamiento razonable”. 

Explicó que se han enfocado los esfuerzos en cuidar las variables macroeconómicas, mantener una inflación baja, generación de empleo, así como “un nivel de endeudamiento razonable”.


Sin embargo, con tal de salir de dudas vamos a echarnos un clavado en los números para entender que tan “razonable” es su concepto para la deuda pública actual.

De acuerdo con el ‘Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al Segundo Trimestre de 2018’ elaborado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público -SHCP-, durante el segundo trimestre de este año, “las acciones de la política de deuda se han dirigido a seguir disminuyendo los riesgos del portafolio de deuda y mejorar las condiciones de acceso del Gobierno Federal al financiamiento”. 

Pa’ más rápido: hemos estado pagando intereses. 

A junio de 2018, México tiene una deuda neta -interna y externa- de 10 billones 578 mil 140.7 millones de pesos, es decir 527 mil 448 millones de dólares. Lo anterior presenta el 45.2% del Producto Interno Bruto -PIB- anual, obviamente se obtuvo ese número utilizando el PIB anual estimado para este año por la SHCP.

El año anterior, la deuda fue de poco más de 10 billones pesos, y en el 2016, de  más de 9 billones. Es decir, que el monto de la deuda pública fue aumentando en los últimos tres años. En la siguiente tabla se puede observar que el porcentaje de la deuda con respecto al PIB disminuyó, pero hay que considerar que el PIB aumenta todos los años.

Dice EPN que actualmente en México hay un "endeudamiento razonable".... ¿será?
Foto: SHCP

Pero, para analizar el endeudamiento “razonable” del que habla el presidente vámonos un poquito más atrás, es decir durante toda su administración. Enrique Peña Nieto llegó a la presidencia en 2012, año que registró una deuda pública del 33.8%. Si la deuda sigue en un número similar a diciembre de este año, el crecimiento para la presente administración habrá sido de aproximadamente 8.9 puntos porcentuales. 

Dice EPN que actualmente en México hay un "endeudamiento razonable".... ¿será?
Foto: SHCP

Queda claro que el presidente Enrique Peña Nieto ha sido el presidente que más ha gastado en la historia de nuestro país. De acuerdo con un artículo basado en información de Reforma, el gasto de Los Pinos durante los primeros dos años de cada sexenio -desde Ernesto Zedillo- es mayor en la administración de EPN.

Ernesto Zedillo (1995-1996)    3 mil 830 millones
Vicente Fox (2001-2002)    5 mil 240 millones
Felipe Calderón (2007-2008)    4 mil 847 millones
Enrique Peña (2013-2014)    6 mil 397 millones

*Pesos reales con poder adquisitivo de 2013-2014.

Una deuda “razonable” 

Según un artículo publicado por Bloomberg en enero de este año (These Are 2018’s Most (And Least) Attractive Emerging Markets), México y Turquía son los mercados emergentes más atractivos para 2018. 

El análisis fue hecho a partir de una gama de métricas que incluyen el crecimiento, los rendimientos, la posición de cuenta corriente y las valoraciones de activos. Ambos países obtuvieron el puntaje más alto entre 20 economías en desarrollo.

Dice EPN que actualmente en México hay un "endeudamiento razonable".... ¿será?

Una vez que tenemos que la economía de México está considerada como “en desarrollo o emergente”, vamos a lo siguiente.

De acuerdo con la Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico -ESCAP- de la Organización de las Naciones Unidas -ONU-, la sugerencia es que para las economías en desarrollo y emergentes, el 40% en la relación deuda/PIB no debería ser superado. 

Sin embargo, el informe de Naciones Unidas destaca que un índice de deuda superior al 40% del PIB “de ninguna manera implica necesariamente una crisis”. 

Entonces, tal como lo señaló el economista Diego Castañeda para Sopitas.com, la deuda pública no es mala por sí misma, pero es muy evidente que es una herramienta que no ha sido bien utilizada y el problema de usar mal estas cosas es que hacen que otros que la podrían usar bien no puedan hacerlo o que los países terminen preocupados por la estabilidad financiera en lugar de por crecer.

Dejamos a consideración de usted, amable lector, el significado de “endeudamiento razonable”.

Comentarios