¿Quién reta? Así era el entrenamiento de Mike Tyson

Mike Tyson fue, en su momento, el indiscutido campeón mundial de los pesos pesados y el hombre que estableció récords económicos que serán muy difíciles de superar, pero también en las últimas décadas hemos visto lo mejor lo peor de él. Sin embargo, hay algo que siempre se le va a admirar, su disciplina, fuerza mental y fuerza interior para entrenar de 50 a 60  horas a la semana,  viendo el resultado de su esfuerzo en peleas cortas e invencibles. Así era el entrenamiento de Mike Tyson

En un día normal en la mejor época de Tyson su rutina era levantarse a las cuatro de la mañana, correr ocho kilómetros, desayunar, sparring 10 a 12 rondas, secuencias de 200 abdominales, 500 sentadillas, lagartijas, 30 minutos de encogimientos de hombros y 10 minutos de trabajo en el cuello. Después de un descanso para almorzar, le seguían seis rondas de combate, bolsa de deslizamiento, cuerda de saltar, trabajo de almohadilla y bolsa de velocidad, como si no fuera suficiente, por la tarde un rato de bicicleta estática para refrescarse, cenar, más abdominales y ya para concluir el día, estudiaba tácticas de boxeo en películas o vídeos de sus propias peleas.

Pero si hubo alguien quien lo impulsó en los momentos de agotamiento, y lo obligó a seguir cuando su cuerpo se resistía, era su equipo de entrenamiento, conformado por Cus D’Amato, quien era su entrenador en jefe, y asistieron Kevin Rooney y Teddy Atlas. El foco estaba siempre en perfeccionar cada golpe, cada movimiento, con un gran enfoque en los movimientos defensivos y simular la lucha.

Así era el entrenamiento de Mike Tyson
Youtube

Boxeo de sombra

Cus creía que el boxeo de sombras es el ejercicio más importante en el que un luchador puede participar. En una entrevista mencionó que es allí donde un luchador construye sus hábitos y es por eso que es importante enfocarse durante este ejercicio

La técnica del entrenador, se basaba en pelear con la sombra como si fuera la caja de pelea, lanzando cada golpe con extrema intensidad y con todo el potencial. De tal forma que Mike lograría tan duro y con una forma perfecta como podía cada vez.

Saco pesado

Dentro del entrenamiento de Mike Tyson, el acondicionamiento era ciertamente importante, Pero cuando Mike trabajó con el saco  a principios de su carrera se trataba principalmente de tres cosas: Formar, combinar y poder.

Cus también llamaría combinaciones de números y conseguiría que Mike perfeccionara el flujo, la velocidad y el tiempo de cada golpe. Tenían su propio sistema numérico único, de esta manera, cuando decían la combinación en una pelea, sus oponentes no sabían lo que estaban a punto de recibir.

Youtube

Sparring

Sin lugar a dudas, Cus D’Amato fue esencial para la carrera de  Tyson,  Cada sesión de entrenamiento tenía que ser lo más parecido posible a una pelea sobre el ring. Llamaba a boxeadores profesionales para entrenar con Tyson, aunque muchos de ellos no querían quedarse porque las sesiones de entrenamiento aseguraban un knock out.

Entrenamiento de defensa

Antes de que le diera por arrancar orejas, Tyson era un  excelente golpeador de contraataque. Entrenar con almohadillas le permitió esquivar los golpes que venían hacia él. Parecía que una gran parte del entrenamiento giraba alrededor de deslizamiento de tiros después de cada combinación.

El costal de entrenamiento puede funcionar tanto con la visión periférica como con las tomas de tiempo que giran alrededor de su línea de visión. Al igual que con todos los ejercicios de entrenamiento, se aseguró de mover la cabeza después de cada combinación, y lanzar una combinación después de mover la cabeza.

¿Y en prisión?

Mike Tyson era conocido por hacer 400 sentadillas por día, Sin embargo, la rutina cambió cuando fue a prisión, por lo que cambió la técnica a lo que hoy se le conoce como el “Entrenamiento Squat de Tyson” del que habló en su autobiografía ” Verdad indiscutible “.

Mike agarró diez cartas de una baraja y las dejó todas juntas en el piso, una al lado de la otra, a unos centímetros de distancia. Luego se paró frente a la primera tarjeta e hizo una sentadilla para recogerla. El dio un paso horizontal frente a la siguiente carta e hizo una posición en cuclillas para colocar la carta sobre la carta que está en el piso. Ahora se sentaba en cuclillas dos veces más para recoger cada carta y así sucesivamente.

Una vez que salió de la cárcel comenzó a levantar pesas porque, según sus palabras, “todos los luchadores tenían mucha fuerza y ​ acondicionamiento”. En prisión se oxidó, se le notaba en el cuerpo  y estilo de pelea.

“Solo golpeando la bolsa y el boxeo todo el tiempo. Levanté pesas más adelante en mi carrera cuando volví en ’95. Empecé a levantarlas porque eso es lo que todos estaban haciendo. Todo el mundo tenía a sus muchachos  de fuerza y ​​acondicionamiento en ese momento”.

Comentarios