Futbolista de Perú es detenido en pleno partido por falsificar su identidad

Su nombre es César Vásquez Montalván… o al menos eso hizo creer a muchos en Perú desde el año 2015 y su verdadera identidad se descubrió cuando la justicia de su país detuvo el partido en el que participaba en el torneo de Copa.

Esta es una de tantas historias que nos regala el futbol de Perú y su torneo de Copa, donde hace poco un árbitro decidió apoyarse con el “VAR”, pero como en los torneos peruanos aún no se implementa esta tecnología, improvisó la revisión de una jugada en una cámara fotográfica.

En el nuevo capítulo que nos entrega esta sui géneris liga, tenemos el caso de César Vásquez, futbolista profesional del equipo Sport Kimbiri del VRAEM, que competía contra el Sport Huanta en el torneo de Copa, conocido también como el torneo macho, debido a las fuertes entradas con las que se suele jugar.

Su equipo perdía 2-0 al minuto 25 del segundo tiempo, cuando un grupo de policías ingresó al estadio Eloy Molina Robles en busca de César Vásquez, sospechoso por suplantación, por lo que pidieron los carnets con los que el jugador fue registrado con su equipo.

Al jugador se le pidió que tratara de hacer la misma firma en los registros, pero al futbolista no le salió y se lo llevaron detenido. Eso sí, pidió que no lo esposaran, pues “soy jugador, no un delincuente” y más avanzadas las investigaciones se descubrió que su verdadera identidad pertenece al nombre de José Antonio Larraín Contreras, quien se hacía pasar desde hace tres años por César Vásquez y con ese nombre jugó anteriormente con el Rosa de Huaral.

Tras esta escena el equipo Sport Kimbiri ya no regresó al terreno de juego, es decir, abandonó, por lo que el triunfo se le otorgó al Huanta, que clásico a la Final y tendrá la posibilidad de buscar el título que le daría el pase a la Primera División de Perú. El futbolista ahora podría recibir una condena de uno a cinco años, de acuerdo a las leyes de su país.

Estamos hablando de:

César Vásquez José Antonio Larrain

Notas relacionadas:

Comentarios