Mundo enfermo y triste: Envío de ‘packs’ ha llegado a niños de Primaria

Entre la comunidad adulta (entiéndase nosotros los chavorrucos o cuarentones), pasar “el pack” o aplicar el famoso “send nudes” no es nada extraño (claro, siempre y cuando lo hagan como lo dicta la ley, no vayan a parar en la cárcel). Sin embargo, parece que esta práctica está llegando demasiado lejos, pues ahora lo hacen hasta… ¡¿NIÑOS DE PRIMARIA? 

Según el Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, el envío de fotos íntimas ya no se da sólo en alumnos de secundaria y preparatoria (ya saben, cuando uno anda en la edad de la punzada), ahora también lo hacen niños que cursan el quinto y sexto año de primaria. Lo peor de esto es que esos pequeños quedan en riesgo de ser víctimas de acoso escolar a.k.a bullying y también de otros delitos graves como pornografía infantil y trata de personas.

Esta nueva tendencia se conoció gracias al programa Juntos contra el bullying, el cual busca frenar el acoso escolar en planteles educativos en la CDMX. En el ciclo escolar 2016 no se conoció ningún caso de niños pasando el pack, sin embargo, en el de 2017, niños de entre 11 y 12 años confirmaron que existían niños y niñas en sus escuelas que sí lo hacían. En total 21 niños participaron en esta práctica riesgosa y dos más admitieron que sienten curiosidad de hacerlo. 

Al preguntale a varios chamacos la razón por la que pasan sus “packs”, varios respondían que para cumplir retos entre compañeros, para conquistar al niño(a) que les gusta (WTF?), y otros porque piensan que la persona a la que le mandarán las fotos no se las mostrará a nadie más. No obstante, no son conscientes de que sus imágenes pueden llegar a manos equivocadas y poner en riesgo su vida.

Si tienes hermanitos, sobrinitos, primitos, etc., puedes explicarle con la siguiente infografía de qué se trata esto y orientarlos a que no lo hagan. Sabemos que parecemos mamás preocuponas, pero si uno luego se las ve negras cuando hace este tipo de cosas, ahora imagínate a ellos:

Chale, y pensar que cuando uno era morrillo no tenía ni un celular y el pensamiento más sucio que tenía era fantasear con darle un beso a el/la niño/a que le gustaba en ese entonces. Constantemente escuchamos cosas como que las generaciones de ahora están más despiertas, pero nunca nos imaginamos hasta qué grado. ¿Alguien por favor quiere pensar en los niños?

Comentarios