“La ONU es una reunión de comunistas”, dice candidato presidencial de Brasil

Bueno, ya sabemos quién es el gallo de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Brasil: Jair Bolsonaro, aspirante que considera a la ONU como una bola de “comunistas” y, así como él, advierte que de ganar las elecciones retirará a Brasil de la organización internacional.

En conversación con el diario Folha de Sao Paulo, el candidato ultraderechista a la presidencia de Brasil consideró a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) una “reunión de comunistas” que “no sirve para nada”. Por ello, aseguró que, en caso de ganar las elecciones presidenciales de su país, seguirá los pasos de Estados Unidos y retirará a Brasil de la organización.

Bueno, lo amenazado por Bolsonaro va más allá de seguirle la corriente al exótico magnate. De hecho, no tiene mucho que ver. Simplemente es la respuesta que el candidato del Partido Social Liberal (PSL) ofrece al Comité de Derechos Humanos de la ONU, el cual el viernes pasado pidió que se permita al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ser candidato en las elecciones de octubre próximo.

En el pedido del comité de Naciones Unidas, se pidió a las autoridades correspondientes no frenar la candidatura presidencial de Lula da Silva, quien actualmente se encuentra en prisión acusado de actos de corrupción. Aunque desde la cárcel, la ONU solicitó que le den chance al expresidente de 72 años… al menos hasta que hayan sido agotados todos los recursos para su eventual liberación.

Foto: Getty Images

Tras acudir a la ceremonia de graduación de cadetes de la Academia Militar de Agulhas Negras, en Resende, al sur de Rio de Janeiro (el candidato es excapitán del Ejército brasileño), Bolsonaro señaló que la ONU “no existe nadie que tenga el mínimo compromiso con América del Sur”. Razón más que suficiente para retirar la participación de Brasil.

Quitando a Lula da Silva, Bolsonaro – de 63 años – es el favorito en las encuestas presidenciales… aunque no por mucho. Con 17% de las preferencias, le sigue la ecologista Marina Silva (13%), el laborista Ciro Gomes (8%)  y el representante del socialdemócrata, Geraldo Alckmin (6%).

Pero bueno… ni modo que dijera que sacaría a Brasil de la ONU nomás de ardido. En su Twitter, Bolsonaro justificó sus declaraciones señalando que éstas son porque no está de acuerdo en que la organización no se ha pronunciado contra Israel (sí, igual que Estados Unidos). Y no sólo eso: “sino por siempre estar al lado de todo lo que no sirve. Este actual apoyo a un corrupto condenado y preso es solo un ejemplo más de nuestra posición”.

Comentarios