¡Caghajo! Por uso ilegal de marcas, senadores electos podrían perder su lugar

En este periodo de impugnaciones y revisiones de los resultados electorales del pasado 1º de julio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación -TEPJF- ordenó al Instituto Nacional Electoral -INE- que le eche un ojo al gasto de los candidatos a senadores de Movimiento Ciudadano y PAN por Nuevo León, ya que durante las campañas hicieron uso “indebido” de marcas comerciales para su beneficio.

Especialmente de Samuel García de MC y de Víctor Fuentes del PAN, cuyos lugares podrían incluso ser revocados.

La playera de fútbol 

Una de las acusaciones que se aceptó como válida fue la del senador electo Samuel García, de Movimiento Ciudadano, ya que durante su campaña utilizó una playera del equipo de futbol Tigres y la de la Selección mexicana, a la cual se le agregó un logo, slogan e incluso el hashtag de la campaña del entonces candidato con el nombre y el cargo por el que contendía.

Foto: Frontera.info

La impugnación fue del PRI, el Verde Ecologista y Morena, quienes afirmaron que las imágenes fueron publicadas en redes sociales y se convirtieron en propaganda electoral, por lo que se “aprovechó” de la empatía de la población con los equipos para obtener votos.

Por su parte, el senador electo informó que como señal de inconformidad no usaría ni una marca en el reloj, en la corbata, traje, etc. Afirma que una “puesta de camisa de México o de Tigres” no se lo va a impedir.

Marcas registradas 

Por parte del PAN se trata de Víctor Fuentes Solís, quien hizo uso de la imagen de Star Wars e incluso los Simpsons para hacerse campaña política.

Por medio de un comunicado, el Tribunal explicó que después de analizar las pruebas que fueron presentadas, se determinó que los candidatos al Senado antes mencionados aprovecharon “indebidamente” las marcas comerciales y “de diversos bienes regulados por derechos de autor y propiedad intelectual, mismos que fueron vinculados con la propaganda electoral de sus candidaturas para generar la “percepción de afinidad o autoidentificación de los titulares o propietarios con sus ideas, propuestas o actos“.

Además se determinó que el uso de las marcas se tradujo en un beneficio económico que pudo ser sumado al tope de gastos que corresponde a cada candidatura.

Entonces, el Consejo General del INE tiene cinco días naturales para que emita una nueva resolución, que en el peor de los casos modifique el dictamen que ya existe para se incluya el gasto que realizaron los candidatos antes mencionados, así como la cuantificación del beneficio que se deriva del uso ilegal de las marcas. 

Comentarios